Análisis

La Cumbre Antiimperialista

Después de las “exitosas Cumbres de Justicia” y otras, mañana se inaugura en Cochabamba una Cumbre Mundial Antiimperialista con delegaciones de cuatro Continentes.

La noticia me dejó turulato y pedí a mi pariente espiritual que me repitiera su lectura porque me resistí a creerla, pues estando en Quillacollo no nos habíamos enterado de que una asamblea de tales proporciones ecuménicas comenzaría mañana en Cochabamba dentro de 24 horas, respondiéndome la cholita cochabambina que así lo anunciaron las más altas autoridades nacionales y departamentales.

Como donde “manda Evo todos callan y obedecen”, mi comadre me dijo alborozada “tendremos en Cochabamba una Cumbre Mundial contra el Imperialismo que hará temblar a todos los imperialistas del planeta”.

Como soy lerdo de entendederas no alcancé a captar la trascendencia del cónclave, lo que llevó a mi comadre a llevarme hasta el comedor, sentarme en sus rodillas y decirme: “Compadre Paulituy, abra sus ojos chaskañawis y sus orejas de mono y le explicaré con ‘chuwis’ lo que significará esta reunión casi mundial donde nuestro Evo será nuestro pontífice laico, una especie de puente entre la Pachamama y el Cosmos Andino. ¿Acaso no has sabido que el Evo y la Virgen Cristina viuda de Kirchner estuvieron observando en Brasil la visita del papa Francisco a nuestro vecino país…? Nuestra Cumbre Antiimperialista de Cochabamba superará la magnitud del encuentro entre Francisco y los jóvenes católicos del mundo. ¿Has comprendido Guaguay?”.

Así con “chuwis” sentado sobre las rodillas de una potente cholita cochabambina, cualquiera entiende, hasta yo.

O sea que mañana, por un milagro de San Evo, San Alvarito y San Ramón, estarán reunidos en Cochabamba los Delegados de Países de Cuatro Continentes para afinar sus ametralladoras verbales contra el Imperialismo que no ha tenido tiempo de preparar sus defensas de Guantánamo, Puerto Rico, Islas Malvinas y algún lugar más oprimido por las Fuerzas Imperialistas, comandadas por Evo y sus acompañantes ya mencionados.

Para que todos los bolivianos comprendamos la importancia de este cónclave casi universal, la cumbre recordará al Tribunal Internacional de La Haya, la vuelta de Bolivia a sus costas marítimas del Pacífico.

Mañana estaremos todos en la Cumbre Mundial contra el Imperialismo, a las órdenes de nuestro Comandante Evo.