La Paz

La Anata Aymara y la ch’alla de la Pachamama

La cosmovisión del mundo andino está organizada principalmente por el tiempo de la producción agrícola y es celebrada en la Anata o “juego ritual” que se cumple en el Jallupacha o tiempo de lluvia en el área rural de la región de los Andes en Bolivia.

Según el investigador David Mendoza los aymaras consideran que es el tiempo femenino, tiempo de la Paxsi Mama (Luna) y de la Pachamama (Madre naturaleza). Todos los ritos están dirigidos a las sayañas y aynoqas de la papa, la quinua, la arveja y todo lo que en este tiempo esté floreciendo, es una celebración por los primeros productos que se cosechan.

Mendoza explica que el Anata comienza el 2 de febrero, día de la Virgen de la Candelaria, con la bendición de los productos agrícolas y fundamentalmente de la papa. Todas las comunidades andinas se reúnen este día para agradecer simbólicamente a la Pachamama por la primera cosecha que se realizará después de la Anata.

En la celebración se agradece la generosidad de la Pachamama y la papa con el ritual de la Ch’alla, en la que se usa azúcar, alcohol, flores, mixtura y bebidas alcohólicas y se interpreta música con instrumentos de la época como es la mohozeñada.

Por Edwin Conde Villarreal (Fides – La Paz)