Internacional

John L. Allen.: “El ‘voto católico’ siempre se hace sentir en EEUU”

(Cameron Doody).- Empate técnico entre Hillary Clinton y Donald Trump, cuando se aproximan a la meta de la carrera hacia la Casa Blanca. Ese es el resultado que dan los sondeos de última hora antes de que los ciudadanos de EEUU acudan este martes a su cita con las urnas.

¿Hasta qué punto influirán los católicos en el resultado de la elección presidencial? ¿Qué tienen que ver el catolicismo y la política estadounidense? RD se ha puesto en contacto con John L. Allen Jr., editor de la web Crux y uno de los analistas más prestigiosos de la información religiosa, para recabar sus opiniones acerca de estas y otras incógnitas que rodean los comicios.

¿Se hará sentir el “voto católico” en estas elecciones, a pesar de que, desde la perspectiva de la fe, ambos candidatos tienen “defectos asombrosos”, como dijo el arzobispo de Filadelfia, Charles Chaput?

El “voto católico” siempre se hace sentir en EEUU, dado que los católicos componen una cuarta parte de la población en edad de votar. No obstante, es un mito que haya un “voto católico”, en el sentido en que los 70 millones de católicos voten en bloque, porque no lo hacen.

Lo que dicen las encuestas es que es probable que Clinton gane la mayoría de los votos católicos, pero eso esconde una fuerte división racial. Actualmente, Trump está ganando entre los católicos blancos, mientras Clinton tiene el respaldo de una fuerte mayoría de católicos hispanos.

La campaña de Trump salió en septiembre para prometer que, en caso de que saliera elegido, el republicano defendería una lista de siete “asuntos de importancia para católicos”: libertad religiosa, defensa de la vida, nombramientos judiciales, educación, sanidad, empleo y impuestos y seguridad. Más allá de que creamos las promesas o no, ¿la lista es exhaustiva en términos de lo que más preocupa a los católicos hoy en EEUU? ¿Cuál de los siete asuntos crees que prima?

No me pagan para tener opiniones personales sobre cosas de este estilo, pero sí puedo decir que todo depende del católico al que le preguntes. Por ejemplo, católicos liberales probablemente dirían que una reforma de la inmigración, la lucha contra el cambio climático y un mayor esfuerzo hacia justicia para los pobres deben estar en la lista. Supongo que una mayoría de los católicos que creen que éstos son los siete asuntos principales votarán por Trump, y los que no lo creen probablemente se pondrán de parte de Clinton. Otros, no obstante, o bien votarán por otro candidato o no votarán de ningún modo en estas elecciones presidenciales.

Hillary Clinton ha recibido muchas críticas por los emails supuestamente “anti-católicos” de su equipo, en los que parecieron abogar por una “democracia” e “igualdad de género” en la Iglesia, y por una “primavera católica”. ¿Ha perdido apoyo entre los católicos como resultado de la filtración?

Mi lectura sería que la controversia de los emails ha intensificado la oposición a Clinton entre aquellos católicos que ya se oponían a ella o que eran ambivalentes, mientras que no le ha restado muchos apoyos entre los católicos que ya se decantaban por ella.

Según estadísticas del Centro para Investigación Aplicada en el Apostolado (CARA), menos de uno de cada veinte católicos citan las directrices sobre la responsabilidad política de los obispos estadounidenses, Formando la conciencia para ser ciudadanos fieles, como factor decisivo a la hora de acudir a las urnas. ¿Por qué este número es tan bajo? ¿Han rehuido los obispos de sus responsabilidades políticas como pastores de sus rebaños?

La gente no lee los documentos de los obispos, así que no sorprende que muchos católicos no citen sus consejos sobre las elecciones. En cuanto a “rehusar” de sus responsabilidades, creo que los obispos hacen un esfuerzo decente, pero reconozcámoslo: los estadounidenses vivimos en una cultura terriblemente dividida y partidista, impulsada por las ideologías. Es muy difícil para todos, incluso para los obispos católicos, hacerse oír en medio de todo el ruido.