Destacadas Santa Cruz

Intervención del Arzobispo de Santa Cruz de la Sierra, monseñor Sergio Gualberti, en el Sínodo Amazónico

Presentamos la intervención del Arzobispo de Santa Cruz de la Sierra, monseñor Sergio Gualberti, en el Sínodo para la Amazonía.  Monseñor Gualberti pronunció su texto el 9 de octubre 2019.


Comunidades Indígenas Evangelizadas y Evangelizadoras

Tomando las líneas de los N.105-106. 120 del Instrumentum Laboris, A y F. Evangelización con la riqueza de la Comunidades de Base en A. L..

El fenómeno de la globalización de la lógica capitalista ha incidido fuerte y negativamente en la identidad, el modo de vida, el sentido religioso y espiritual de los indígenas amazónicos, hiriendo gravemente el medio ambiente y la biodiversidad, sus fuentes de sustento. También han aumentado los abandonos de la Iglesia católica, a causa de las debilidades de nuestras comunidades católicas y del proselitismo ejercido por distintos grupos evangélicos.

Creo que, siguiendo a Jesús, Camino, Verdad y Vida (cf. Jn 14,6), el anuncio del Kerigma, el Evangelio de Cristo muerto y resucitado, tiene que ser el centro de una nueva evangelización más cercana y profunda a los pueblos indígenas, a fin de que el Evangelio, encarnado en sus culturas, manifieste todo su dinamismo transformador.

Evangelización que nos compromete a:

  • Conocer a fondo las cosmovisiones y formas de vida de la Amazonía y valorarlas críticamente desde el Evangelio.
  • Ofrecer el Evangelio con actitud humilde y profética, a través de un diálogo respetuoso y fraterno.
  • Acompañar su maduración religiosa católica valorando su protagonismo y sus riquezas culturales en la liturgia, catequesis y vida sacramental.

En este sentido, propongo:

  • Potenciar o relanzar las Comunidades Eclesiales de Base, gran manifestación del Espíritu en la Iglesia de América Latina. Ellas son comunidades inculturadas que viven el espíritu eclesial, desde el potencial evangelizador de los pobres (cf. DP 1309). Ellas, al tener la Palabra de Dios como fuente de su espiritualidad y la orientación de sus Pastores como guía que asegura la comunión eclesial, despliegan su compromiso evangelizador, profético y misionero entre los más sencillos y alejados, y son expresión visible de la opción preferencial por los pobres.
  • Promover ministerios laicales, teniendo en cuenta particularmente la capacidad y sensibilidad de la mujer como verdadero sujeto eclesial en su servicio a la comunión, a la evangelización y a la atención del mundo del dolor. Podemos instituir un ministerio laical femenino para la evangelización con su debida formación teológica y pastoral, para que las mujeres puedan asumir funciones de gran responsabilidad evangelizadora y “samaritana” (cf. Lc 10,30ss). Esto permitiría una profundización de los valores evangélicos y favorecería, como consecuencia, la formación de comunidades vivas y en ellas el surgimiento de vocaciones sacerdotales.
  • Instituir un Observatorio Eclesial Internacional de los Derechos Humanos con sedes nacionales que estudie sistemática y proféticamente los temas humanos, sociales, religiosos y ecológicos en Amazonia o América Latina.

Mons. Sergio Gualberti

Arzobispo de Santa Cruz de la Sierra