Oruro

Inicia el Carnaval de Oruro con la Primera Velada a la Virgen del Socavón

Este viernes, se inició la Peregrinación 2021 en honor a la Santísima Virgen del Socavón, Patrona de los Mineros y del Folklore Nacional con la Primera Velada ofrecida por los Dirigentes de los Conjuntos Folklóricos de Oruro.

Como cada año, el Directorio de la Asociación de Conjuntos del Folklore de Oruro (ACFO) inicia actividades ofreciendo la Primera Velada en su Sede. La Celebración, estuvo presidida por Mons. Cristóbal Bialasik, Obispo de la Diócesis de Oruro.

El Carnaval de Oruro, es una festividad religiosa en honor de la Virgen de la Candelaria que se remonta a los tiempos de fundación de Oruro (1706), teniendo como sus más fieles devotos a los mineros que pintaron la sagrada imagen cerca a la entrada de un socavón minero, por lo que se llamaba “El socavón de la Virgen”, más conocida también como La Virgen del Socavón.

Narra la tradición que allá por la década de 1708, rondaba por Oruro un ladrón llamado Anselmo Bellarmino que tenía aterrorizada a la población, que sin embargo, tenía por consigna nunca robar a los pobres. Sin embargo, el año 1789, debido a la crisis que sufría la minería, empujado por el hambre, rompió su voto y entró a una humilde vivienda para robarla; se dice que el dueño lo descubrió y salió en defensa hiriéndolo mortalmente.

Mal herido, huyó a su guarida. Una dama acudió en su auxilio llevando a un sacerdote para que escuche su última confesión, el P. Carlos Borromeo Mantilla.

Cuando los vecinos fueron a ver el lugar donde había fallecido el famoso bandido (el Nina Nina), lo encontraron al pie de la imagen de la Virgen del Socavón.

Se avivó más el amor hacia la Madre de Dios a quién cada 2 de febrero (siempre que sus labores lo permitieran) le ofrecían su amor y su baile. Decidieron entonces, trasladar su festividad al sábado previo al inicio de la Cuaresma, cuando en todas partes se celebraba el Carnaval; “que para honrar debidamente a su excelsa Patrona todos los mineros se disfrazarían precisamente de diablos, tanto para dar realce a la fiesta cuanto para conservar ciertas tradiciones de la minería, sin que falten satanás y el Arcángel San Miguel, para representar melodramáticamente la calidad de luzbel…”

Esta expresión religiosa del pueblo orureño que fue reconocida por la UNESCO como “Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad”, es también prioridad pastoral de la Iglesia Orureña que acompaña el caminar de los miles de danzarines agrupados en 52 conjuntos Folklóricos que forman parte de la ACFO.

Después de esta Primera Velada ofrecida por el Directorio, y que es animada y presidida por el Obispo Diocesano, cada fraternidad (conjunto Folklórico), organiza sus Veladas iniciando el sábado, víspera del Primer Convite.

Como signo de comunión, varios Conjuntos coordinan para ofrecer por turnos, las Veladas en la sede de la ACFO, las mismas que acompañan varios sacerdotes; por su lado, los conjuntos también organizan Veladas ofrecidas por sus “pasantes o prestes”, por los bloques que los constituyen o por danzarines devotos en sus domicilios.

PRIMER CONVITE

El domingo posterior a la celebración de San Carlos Borromeo (por homonimia del cura confesor del Nina Nina), los danzarines en sus respectivos Conjuntos Folklóricos, realizan su peregrinación bailante hacia el Santuario de la Virgen del Socavón con la indumentaria propia del Convite para pedirle permiso a la Virgen para bailarle al año siguiente el Sábado de Peregrinación (Sábado de Carnaval)

A partir del Primer Convite, los Conjuntos tendrán Veladas ofrecidas a la Virgen del Socavón todos los sábados; y, entre semana o los días domingos, organizar sus ensayos a fin de sincronizar sus coreografías y su resistencia física (preparación espiritual en las Veladas y preparación física en sus ensayos)

Este año, sin embargo, por la seguridad de los danzarines y del pueblo en general, desde la Primera Velada, el Primer Convite, se llevan a cabo de manera virtual usando para compartir con sus afiliados, las Redes Sociales.

Durante este tiempo de pandemia, han sido muchos los folkloristas y dirigentes de Conjuntos Folklóricos que perdieron la vida a causa del coronavirus, por lo que el Obispo, Mons. Cristóbal Bialasik, pidió la intercesión de nuestra Madre, la Virgen del Socavón a quién ofrecían su amor y su danza, los lleve ante el Señor para gozar del premio de la vida eterna.