Análisis La Paz

Incendios, agroquímicos, basura, contaminación de agua y aire son retos para gobernadores y alcaldes

  • El promedio anual de incendios alcanza a 4 millones de hectáreas por año.
  • Se utilizan cerca de 200 toneladas de mercurio anuales para extraer oro.
  • Cada habitante produce medio kilo de basura por día.

La preocupación por el medio ambiente es de interés nacional. Políticas y planes en distintos niveles de gobierno ponen en riesgo el equilibrio ecológico, la diversidad del ecosistema y el aprovechamiento sustentable de recursos naturales, lo que impacta en la vida presente y futura de las poblaciones, tanto urbanas como rurales, según el análisis de Fundación Jubileo.

Si bien la política nacional es determinante, también existen competencias para las gobernaciones y municipios respecto a la preservación del medio ambiente. No obstante a que varias leyes y normas prevén el cuidado del hábitat, planes y proyectos en ejecución contribuyen al calentamiento global, con el deterioro de recursos vitales, como el aire, el agua y la tierra.

En el caso de la Amazonía, es un ecosistema muy sensible y de gran interés biológico y socioeconómico que está siendo afectado de manera constante. Hasta octubre de 2020 se registraron más de 4 millones de hectáreas quemadas en todo el país. El 2019, para el mismo periodo, ya se habían perdido 5,7 millones de hectáreas. Entre 2001 y 2019, el promedio anual de incendios fue de 4 millones de hectáreas en el territorio boliviano.

En el sector agropecuario, es común el uso de agentes químicos que contaminan y provocan pérdida de biodiversidad. En el sector minero, la extracción aurífera aluvial está asociada al uso del mercurio, actividad para la que se importa más de 200 Tn por año. Esto provoca la destrucción de playas fértiles, lodificación de ríos, destrucción de la vegetación, pérdida de suelo, pérdida de capa vegetal y desplazamiento de la fauna.

En áreas urbanas, sectores como el transporte y el sector industrial también contribuyen de manera negativa al medio ambiente. Las plantas textiles, moliendas de azúcar, cervecerías, destilerías, fábricas de aceite vegetal, plantas de productos lácteos y curtiembres no tienen controles efectivos sobre sus residuos.

Con referencia a los residuos sólidos urbanos, en el territorio nacional se generan 5.600 Tn/día. Se produce más de medio kilo de basura por persona, cada día.

Un estudio de la Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España en La Paz advierte que varios rellenos sanitarios de diferentes municipios del país están al límite de su capacidad. 

Según la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Agua Potable y Saneamiento Básico, la situación de saneamiento básico en Bolivia muestra que sólo se tienen registradas 39 empresas públicas de agua y saneamiento con seguimiento regulatorio, las cuales cuentan con una o más plantas de tratamiento de aguas residuales dentro de su área de prestación de servicios. El dato equivale a 10% de los municipios del país.

Entre los efectos de la contaminación del aire provocada por el transporte público, las industrias sin medidas medioambientales, los incendios y otros, aumentan los daños a la salud humana y a la esperanza de vida. Además, a largo plazo, deteriora la función pulmonar y desempeña un papel importante en el desarrollo de enfermedades crónicas respiratorias, tanto en niños como en adultos.

Con relación a los residuos mineros, industriales, mala disposición de basura y aguas residuales, éstos tienen efectos a corto plazo denominados “toxicidad aguda”, la cual puede provocar náuseas, vómitos, dolores de cabeza, vértigos y otros. Los efectos, a largo plazo, requieren exposiciones repetidas y pueden tardar meses o años en aparecer. También llamada “toxicidad crónica”. Entre sus efectos, están el cáncer, las alteraciones genéticas, las reacciones alérgicas, la alteración hormonal y la toxicidad del sistema nervioso (cerebro y nervios).

La protección del medio ambiente, de forma compatible con el desarrollo sustentable es posible. Para esto se requieren propuestas creativas de los candidatos y candidatas que tendrán a su cargo la gestión de gobernaciones y municipios.

¿Qué políticas y estrategias proponen para eliminar la contaminación del recurso agua?

¿Qué políticas efectivas proponen para disminuir los constantes incendios?

¿Qué estrategias implementará para reducir la contaminación que contribuye al cambio climático? (Por ejemplo: reducción de la contaminación del parque automotor, residuos sólidos, contaminación de ríos, entre otros.)


Serie:
10 temas clave para la gestión de gobernaciones y municipios
Febrero 2021