Internacional

HOMBRES ARMADOS ASALTAN Y ROBAN EN EL ARZOBISPADO DE GUADALAJARA

La caja del Arzobispado de Guadalajara fue el escenario de la sustracción violenta de 250 mil pesos (unos 20.000 dólares) por un par de asaltantes armados que sometieron a los empleados de la tesorería y posteriormente escaparon con el dinero. Los hampones salieron de las oficinas de la curia tapatía y se perdieron en las calles Alfredo Ramón Plascencia y Colomos de la Colonia Chapultepec Country. De acuerdo con información de la Procuraduría General de Justicia del Estado, al lugar, llegaron al menos dos sujetos armados de alrededor de 30 años de edad, quienes luego de amagar a los presentes se apoderaron de los 250 mil pesos y cuatro teléfonos celulares para evitar que pidieran auxilio a las autoridades mientras cometían el hurto. El robo fue reportado a esta dependencia a las 12:15 horas del día martes. Lo cuenta El Informador.

Por su parte, en un escueto comunicado, el área de comunicación social del Arzobispado, informó que tras el atraco, se dio cuenta de lo ocurrido a la Secretaría de Seguridad Ciudadana de Guadalajara. Asimismo, se informó que la Arquidiócesis tapatía entregó al ministerio público estatal material informativo de las cámaras de televisión donde se identifica a los autores del robo, para que la Procuraduría de Justicia del Estado de Jalisco realice las investigaciones pertinentes.

En la comunicación de la institución católica se detalló también que en el suceso no hubo daños físicos para ninguno de los empleados sometidos por los sujetos armados.

Ya con el dinero en su poder, los individuos se retiraron del lugar y abordaron una motocicleta que, según reportes, había sido estacionada a pocos metros de la entrada de las oficinas.

Posteriormente acudieron agentes investigadores de la fiscalía estatal para iniciar la averiguación previa del caso; hasta el momento, no se ha dado con el paradero de los presuntos delincuentes.

En una entrevista radiofónica, el vocero de la curia Antonio Gutiérrez Montano, refirió que este suceso obliga a modificar ciertos procedimientos que se tienen en el manejo de efectivo en las oficinas del Arzobispado, para evitar en lo sucesivo episodios de riesgo. No se sabe aún con precisión si el acceso al inmueble seguirá siendo libre, como sucedía hasta antes del episodio, tampoco si se aumentará el número de guardias de vigilancia. De momento, el vocero del Arzobispado, confirmó que se ha interpuesto una denuncia por el hurto ante las autoridades correspondientes.