La Paz

Hay luz al final del túnel

“Anunciamos tu muerte, proclamamos tu resurrección, ven Señor Jesús”, este misterio de nuestra fe, vinculado a la situación del mundo actual, en el que vivimos amenazados por la pandemia, la pérdida de un ser querido, del trabajo, la creciente pobreza, la desconfianza en las relaciones sociales, la justicia al servicio del poder del gobierno de turno, nos hace pensar en la necesidad de vincular nuestras oscuridades a las de Jesús, nos permite actualizar su pasión en nuestro presente sintiéndonos acompañados en esta encrucijada de la historia de la humanidad que nos toca discernir y construir, sostuvo Padre Alfonso López, que en vísperas del triduo pascual, presidió una Eucaristía bajo la consigna “Hay luz al final del túnel”
La Pastoral Universitaria de la Arquidiócesis de La Paz, PUNA, este miércoles santo quiso vivir un espacio de reflexión, oración y diálogo a través de dos espacios: el primero destinado a compartir experiencias y futuras actividades de la pastoral y el segundo centrado en vivir la semana santa a través de la santa misa. Ambos momentos suscitados a través de la plataforma Zoom.
Estos tiempos de volatilidad e incertidumbre, complejidad y ambigüedad nos ponen en el riesgo de vivir el presente bajo el signo del temor y la desesperanza que nos paraliza, afirmó padre Alfonso durante su homilía. Es preciso sembrar este acontecimiento de fe en el surco abierto de nuestra vida en lo profundo de las heridas y dolores de nuestro mundo y de nuestro pueblo. En medio de la noche en que muchos viven al final del túnel no hay un muro inquebrantable, infranqueable de fatalidad; expresión de muerte de toda ilusión, sino una brecha que Jesús ha gestado con la fuerza de su resurrección, sostuvo el celebrante.
El muro de injusticia y pecado de soledad e incomunicación han sido quebrados por la fuerza de la resurrección que viene de Dios. Jesús estaba muerto, pero ahora vive y vive para siempre, ¡hay luz al final del túnel!

No nacimos para morir, sino para resucitar.