Destacadas Santa Cruz

Hay grupos de indígenas que la están pasando mal por la explotación del oro y la contaminación de los ríos con mercurio: Mons. Leigue

En su homilía de Noche Buena o también conocida popularmente como MISA DE GALLO, en la que se celebra el nacimiento del Niño Jesús,  el Arzobispo de Santa Cruz, expresó su preocupación por que en la Amazonía nacen niños con malformaciones genéticas y puntualizó que la alimentación para ellos está en los ríos, en el pescado contaminado.

Por otro lado indicó que en el Hospital de Niños no hay espacio para los niños, al respecto planteó que no se nota una preocupación de las autoridades, en consecuencia exhortó a que no nos quedemos solamente a mirar la figura del Niño, sino vamos más allá, miremos nuestra realidad.

Finalmente se cuestionó sobre dos aspectos el primero si ¿Somos testimonio verdaderamente para los niños o los estamos dejando a su suerte? y el segundo sobre si queremos paz y unidad,y pedimos a las autoridades lo trabajen se preguntó ¿Y nosotros qué? de esa manera exhortó al Pueblo de Dios a que participemos poniendo nuestro compromiso personal

Homilía de Mons. René Leigue Cesarí

Arzobispo de Santa Cruz de la Sierra

Misa de Noche Buena

sábado 24 de diciembre de 2022

 

Link: Video de la Homilia de Mons. René Leigue 

Todo nacimiento de una creatura que llega a este mundo es motivo de alegría

Esta noche recordamos el nacimiento de un niño, el niño Jesús, nuestro salvador, creo que en todo nacimiento de una creatura que llega a este mundo, es motivo de alegría. Todos lo han experimentado así, o todos lo hemos experimentado de alguna manera cuando se trata del nacimiento en la familia, todos nos alegramos y todos están pendientes del niño, ¿Cómo está? ¿Cómo ha nacido?

Celebramos el nacimiento del Salvador con luces y alegría

Celebrar hoy el nacimiento del Salvador, es algo para nosotros mucho más extraordinario, porque no es cualquier niño, es el Salvador del mundo. Entonces nosotros estamos celebrando esta fiesta con tantas luces, con tanta alegría, pero no perdamos de vista esa presencia de este niño.

Concentrémonos en el nacimiento, nos hemos preparado este tiempo de Adviento para esto

Lo hemos traído, pequeñito para que lo contemplemos para que cubramos en el a ver qué nos trae, qué quiere decirnos. Concentrémonos en este nacimiento en esta noche, nos hemos preparado este tiempo de Adviento para esto. Yo creo que llegar a este momento puede sentir tanta alegría, tanta felicidad.

Hace más de dos mil años ya había el censo

Hemos escuchado en el Evangelio, cómo sucedió el nacimiento de Jesús, María su madre estaba comprometida con José y tenía que ir a censarse, cada uno a su lugar, aquel tiempo hacen mas de dos mil años, ya había el censo. A lo mejor no ha sido motivo de tantas cosas como nosotros lo hemos vivido este tiempo, motivo si de movimiento eso sí, motivo de responsabilidad también y José y María no estaban fuera de aquello.

José y María tenían que ir a Belén, a censarse, tenían que cumplir la ley

Ellos tenían que ir a censarse, tenían que cumplir la ley y estando en este lugar del censo que es donde llega el parto a María. Imaginemos esa escena, no había espacio para él, dónde pueda nacer, porque no era algo que estaba programado, no es algo para decir, bueno vamos al censo y en ese lugar pues ahí va a ser el parto, ahí va a nacer Jesús y entonces por lo tanto buscaremos o mandaremos acomodar un espacio. No había todo esto.

Entonces dice la lectura, mientras estaba en el lugar de Belén, le llegó el parto a María. ¿Qué hacer ahora? Quizás era la pregunta, no para muchos, sino para José que era el que estaba más cerca de María, preocupado, pero para muchos no era el motivo para esperar el nacimiento del Salvador, ¿Qué es lo que han hecho? Buscar un espacio dónde pueda estar María. Y nace en un lugar, lo podemos pensar ahora, no adecuado para este niño, para el nacimiento de Jesús, el Salvador del Mundo que nazca en aquel lugar, en medio de los animalitos.

El nacimiento de Jesús se dio en un lugar muy pobre, Jesús mismo decía yo he venido para los pobres

A nadie se le puede meter a la cabeza, si el Salvador del mundo viene, lo van a meter ahí, pero se dio de esa manera el nacimiento de Jesús. Entonces ya desde ahí, algo nos dice en su mismo nacimiento. Que el venía no para armar tantas cosas, no para que le preparen tantas cosas, no para hacer sentir de que Él venía como el Salvador, como el hijo de Dios, no quería que todos estos títulos para el saliera. Ya de su nacimiento se dio de esa manera, en un lugar muy adecuado para lo que Dios quería manifestar, para la humanidad. ¿Cómo lo habrán tomado? Y ¿Cómo lo tomamos nosotros hoy? Nacimiento de Jesús en ese lugar muy pobre, pero justamente eso es lo que quiere el Señor, nace en un lugar muy pobre y Jesús mismo decía: yo he venido para los pobres, he venido para estar con ellos, entonces ya de su nacimiento nos muestra qué es lo que quería Dios Padre con el nacimiento de su hijo en medio de nosotros.

El nacimiento de Jesús en un pesebre es también la buena noticia hoy para nosotros

Nace en un pesebre, nace en un lugar que para nosotros debe ser un lugar muy sagrado, qué pasa después, cómo dar a conocer al salvador que había nacido. Los ángeles vienen y se le aparecen a unos pastorcitos y les traen esa buena noticia: Les traemos una buena noticia: “el Salvador el Hijo de Dios ha nacido y esa es la buena noticia para ustedes”. Esa también es la buena noticia hoy para nosotros, recordar el nacimiento de nuestro salvador.

No tengan miedo, tienen alguien que los defienda, que hable, que esté con ustedes

Los pastorcitos tienen temor al ver a los ángeles y esta frase que nunca ha faltado: No teman, no tengan miedo, porque de aquí en adelante tienen alguien que los defienda, alguien que hable por ustedes, alguien que esté con ustedes, alguien que camine con ustedes, alguien en el cual ustedes se van a sentir representados, porque es uno más de ustedes, no teman, no tengan miedo.  Esa es la palabra del ángel a los pastorcitos, les han nacido un salvador, vayan ahora a verlo y les da la manera de cómo lo van a encontrar: Lo van a encontrar envuelto en pañales.

No nos quedemos solamente a mirar la figura del Niño, sino vamos más allá, miremos nuestra realidad

Entonces para nosotros esta noche es una noche de alegría, una noche de felicidad, una noche llena de luz como lo vemos y seguro cada uno de ustedes en su casa también ha adornado un espacio y tienen ahí el pesebre y han puesto el niño, pero no quedemos solamente con esa figura de mirar a la figura del niño, sino vamos más allá, es cierto, es la fiesta, es el cumpleaños de Jesús, pero volvamos y miremos nuestra actualidad.

Hay muchos niños que quisieran llegar también, así como llegó Jesús, algunos son impedidos.

Hoy, hay tantos niños, quisieran llegar también, así como llego Jesús, y algunos son impedidos, ¿esto no es para reflexionar también hoy día? Todos estamos contentos porque recordamos el nacimiento de Jesús, pero hay muchos niños que quieren también tener vida y son impedidos por diferentes circunstancias, por diferentes motivos.

Hay muchos niños que han llegado a este mundo, pero no la están pasando bien

Hay tantos niños que han llegado a este mundo, pero también por diferentes motivos no la están pasando bien. ¿No será también para reflexionar esta noche en eso? ¿No será también para pensar como personas mayores qué testimonios somos para los niños? ¿Los tenemos en cuenta a ellos? ¿Somos buen testimonio para ellos?

¿Somos testimonio verdaderamente para los niños o los estamos dejando a su suerte?

Como personas de fe así en esa figura de Jesús que el vino de esta manera para darnos a conocer a este Dios a este Padre Bueno, a este Padre que nos quiere y nos ama. Nosotros que creemos en Él, ¿somos testimonio verdaderamente para los niños o los estamos dejando a su suerte?

Hay grupos de indígenas que están pasando mal por la explotación del oro y la contaminación de los ríos con mercurio

Que triste escuchar esa noticia que hace rato está rondando en nuestro medio: De todo esto que pasa en la Amazonía, hay grupos de indígenas que la están pasando mal por todo esto la explotación del oro y el mercurio que se está yendo a los ríos, está corriendo en los ríos, y esos pequeños ¿Cómo están?

Niños nacen ya malformados, la alimentación para ellos está en los ríos, en el pescado contaminado

Algunos nacen ya malformados, la alimentación para ellos están los ríos, esta en el pescado y ese pescado está contaminado. ¿Qué hacer? ¿A quién le toca hacer algo por ellos? Creo que esto nos toca reflexionar hoy en la actualidad ¿qué estamos haciendo nosotros? O ¿Qué me corresponde hacer a mi? Aquí en nuestro medio hay tantos niños que de verdad la están pasando mal, enfermos, familias que no tienen cómo llevar adelante una buena salud de ellos y ¿entonces esta noche no será para reflexionar en estos pequeños?

Les dan algo para comer por unos días, ¿pero después qué?

Verdad que en este tiempo muchos de nosotros, ustedes también se preocupan por ellos y llegan con un regalito le dan algo para comer por unos días, pero después durante el año, ¿cómo quedan esas familias? Ahorita tenemos muchas familias agradecidas porque algo les ha llegado, pero ¿después qué?

En el Hospital de Niños no hay espacio para los niños, no se nota una preocupación de las autoridades

Aquí nomás el hospital que tenemos en el centro, Hospital de Niños, no hay espacio para ellos, y pensar que son los pequeños que nos pueden decir algo, nos pueden pedir algo más, son el presente y son el futuro de nuestra sociedad. Y no hay preocupación, no se nota una preocupación de las autoridades por ellos, cuantas mamás, papas afligidos porque sus niños no pueden entrar al Hospital de Niños.

El niño nace en medio de nosotros para traernos alegría, pero ¿cómo los estamos tratando?

Y así en otros hospitales también, cuantos niños están sufriendo, yo voy por ahí, que pensemos hoy en este niño que nace en medio de nosotros y nace para traernos alegría, y nace para traernos paz y nace para unirnos, pero qué de los niños que tenemos en nuestro medio, cómo los estamos tratando, qué educación les estamos dando, qué educación están recibiendo, podemos pensar muchas otras cosas más, reflexionar sobre otras cosas más.

La noticia de los ángeles que vienen para dar a los pastorcitos, les traemos una buena noticia, cuanto no quisiéramos que todos escucháramos esa buena noticia en esta noche.

Algunas personas que no están como estamos nosotros, que están en otras cosas, que están celebrando una fiesta que nada que ver con esta fiesta real, recordando el nacimiento de Jesús.

Oramos por ellos, pero cuanto no quisiéramos que realmente escuchen también esta buena noticia y de alguna manera den ese espacio a Dios en sus vidas, porque gracias a Dios es que tienen vida, gracias a Dios es que tienen los medios cómo vivir, gracias a Dios es que tienen los medios como disfrutar esta noche, que nada que ver con esta fiesta que nosotros los estamos celebrando.

¿Qué es lo que queremos? Que hubiera paz, unidad, diálogo entre nosotros

Oramos por ellos, pero cuanto no quisiéramos que escucharan esa palabra del Señor también. Jesús viene para estar en medio de nosotros, para llenarnos de alegría, paz y unidad. ¿Qué es lo que queremos? ¿Qué es lo que hemos estado pidiendo este año? Es lo que hubiéramos deseado que hubiera esa paz, esa unidad, ese diálogo entre nosotros.

Finalizando este año, porqué no también cada uno hace una evaluación de sus compromisos cristianos y su compromiso social, es decir como cristiano ¿cómo he vivido este año? Y si esa fe que he tenido en Dios me ha llevado a ver al otro también como una criatura de Dios, y si es así, entonces lo he respetado, lo he amado como Dios quiere que lo haga. O me he quedado solamente en: Tengo fe en Dios y me encierro en mi y no me interesan los demás.

Queremos paz y unidad, que las autoridades lo trabajen… ¿Y nosotros qué? Pongamos compromiso personal

Mi responsabilidad social con el otro, mi responsabilidad con el prójimo, ¿por qué no hacer una evaluación finalizando el año de esta situación? En esa evaluación decir, para el próximo año como siempre decimos: Año nuevo, cosas nuevas, ¿por qué no es nuestro propósito hacer las cosas mejor? Pero no se lo dejemos a otro, cada uno haga una evaluación y que ponga su compromiso personal porque es fácil pedir a otros, queremos paz, queremos unidad, pero que las autoridades lo trabajen, que ellos hagan o trabajen por nosotros… ¿Y nosotros qué? Por qué no ponemos el compromiso personal, es decir si queremos mejores cosas, queremos un año nuevo dejando de lado todo aquello que hemos vivido: divisiones, mirarnos mal entre nosotros, insultarnos entre nosotros.

Nos toca a nosotros como personas de fe, hacer algo por los demás

¿Por qué? si queremos un año nuevo dejando de lado todo aquello que nos divide ¿buscaremos lo que nos une? Pero para eso cada uno tiene que trabajarlo, compromiso personal. Siempre se lo he dicho, tanto aquí entre la Iglesia venimos aquí para escuchar al Señor, pero para salir con ese compromiso allá afuera para ponerlo en práctica y ahí a lo mejor estamos fallando, en la práctica, porque es ahí donde nos vamos a encontrar con situaciones a lo mejor muy duras en algún momento pero nos toca a nosotros como personas de fe, hacer algo por los demás.

En esta noche en que celebramos el nacimiento del Salvador, llenémonos de fuerza, llenémonos de esperanza, llenémonos de fe, vivamos la alegría que Dios quiere que la vivamos.

Noche de paz, va a ser una oportunidad de visitar a los papás ¿Pero después? Mañana se olvidan

Noche de Paz, Noche de Amor, Noche de Felicidad, es lo que decimos esta noche, que realmente lo viva mi familia, que lo sientan así, que sea de corazón que les salgan estas palabras, que no sea solamente un decir. ¿cuántas familias no están divididas?, ¿cuántos hermanos no están separados? ¿cuántos papás no están abandonados? A lo mejor esta noche va a ser una oportunidad de visitar a los papás, ¿pero después? mañana se olvidan y el próximo año no vuelven más, sino vuelven para navidad.

Vivamos en familia, sintámonos en familia pero no exageremos respetemos la vida de la mujer

Esto es lo que tenemos que revisar en nuestras vidas y nuestra convivencia familiar, esta noche es una noche de vivir en familia, pero realmente sintámonos familia, que se viva con alegría y que no exageremos porque también a veces es motivo de exagerar en las cosas, no queremos escuchar mañana que ha habido problemas de feminicidios, que triste todo esto, que triste cada vez escuchamos esto, que no se está respetando la vida de la mujer y a veces vienen con esa excusa: Es que no me acuerdo, es que estaba mal de la cabeza, estaba borracho.

Por qué no luchar contra el vicio, el alcohol, la droga que tantos problemas y accidentes traen

La borrachera cuántas divisiones, cuántos problemas nos está trayendo y eso lo sabemos, a lo mejor han visto ustedes y si este es motivo de divisiones, motivo de desgracia en la familia, porqué no luchar contra el vicio, el alcohol, la droga, que esto nos está haciendo pasar muy mal en la familia, tantos problemas de verdad, tanto accidente porque se ha puesto al volante borracho.

Todo esto es para reflexionar esta noche, queremos familias unidas, queremos familias en paz queremos familias alegres, pero para eso vuelvo a decirles, pongan de su parte cada uno para que realmente eso se viva y si así lo hacemos seguro que vamos a conseguir y vamos a tener familias unidas, familias alegres.

Dejemos de lado las cosas que no nos dejan vivir lo que Dios quiere

Dejemos de lado aquella cosa que no nos deja realmente vivir lo que Dios quiere, démosle ese espacio a Dios en nuestra vida realmente dejemos esta noche que nazca Dios en nuestros corazones porque eso es lo que Él quiere, quiere nacer en nuestra vida, quiere empezar de nuevo en nosotros, démosle ese espacio, saquemos rencores, odio, ganas de venganza, todo esto saquemos al corazón, dejémoslo limpio para que Él sea el dueño de nuestra vida y si así lo hacemos seguro que vamos a ser personas felices, vamos a vivir todo el tiempo eso que esta noche estamos pregonando: Noche de paz, noche de alegría, noche de felicidad, eso es lo que Dios quiere, pero dejemos que Él entre en nuestras vidas y no dejemos que nos domine muchas veces el odio, la venganza, eso nunca nos va a dejar ser felices.

Que podamos renovar nuestro compromiso cristiano y poner en practica lo que Dios quiere

Si todos escucháramos al Señor, que diferente sería nuestra convivencia. Les invito a todos que esta noche podamos renovar nuestro compromiso cristiano y podamos poner práctica lo que Dios quiere de nosotros, que seamos una familia unida, familia cristiana grande unida, pero también las familias pequeñas que podamos sentir esa alegría, esa paz.

Que tengamos todos una buena noche de paz, de felicidad, de encuentro familiar y que de aquí empiece aquello que vamos a vivir el próximo año,

Que Dios los acompañe.

Que Dios los bendiga.

Dejen que Él nazca en sus vidas.

Dejen que Él nazca en sus corazones.

Seamos parte para que nazca también en nuestro país, para que dejemos de lado todo aquello que nos divide y busquemos aquello que nos une.

Que el Señor sea el que nos guie, que el Señor guie nuestro país, nuestra Bolivia tan querida, pero tan herida también por todas las cosas que hemos vivido este año 2022.

Que el próximo año 2023 sea mejor y que nosotros, cada uno, pongamos nuestro esfuerzo para que así sea.