Destacadas Santa Cruz

¡Gracias a todos ustedes!: Mons. Sergio Gualberti Calandrina

El Arzobispo de Santa Cruz, Mons. Sergio Gualberti Calandrina, luego de concluir la Santa Misa dominical brindó unas palabras de agradecimiento a los fieles de la Iglesia en Santa Cruz.

El Arzobispo que ejerce el mandato encomendado por el Papa Francisco como Administrador Apostólico de Santa Cruz hasta la posesión del Arzobispo Electo Mons. René Leigue Cesari, en sus palabras de agradecimiento instó a los fieles a brindarle el mismo afecto al nuevo Arzobispo de quién destacó que es un joven “hijo de esta tierra

Asimismo hizo referencia a la memoria de Cardenal Terrazas de quién recibió el mando de la Arquidiócesis de Santa Cruz y le legó una “Comunidad Viva”

A continuación las palabras vertidas por Mons. Sergio Gualberti en su última aparición pública como Pastor de la Iglesia en Santa Cruz.

 Tengo que decir gracias a todos ustedes, me han testimoniado un gran cariño, un gran afecto, me han acompañado siempre.

He encontrado una comunidad Viva

Esto ayuda, el Pastor refleja la vida de la comunidad esto indica que en nuestra comunidad yo he encontrado una comunidad viva como lo había dejado el Cardenal, (Terrazas) y poder seguir en ese camino ha sido un regalo y gracias a todos ustedes.

El nuevo pastor Mons. René es joven hijo de esta tierra

Espero también que hagan lo mismo con el nuevo Pastor con Monseñor René, él es joven es un hijo de esta tierra, necesita el apoyo, necesita el cariño, necesita caminar juntos. El Papa nos está hablando de un camino Sinodal, una Iglesia Sinodal que siempre es caminar juntos

Gracias a Dios, yo he buscado ser tan solo un sencillo servidor suyo

Y por supuesto, doy gracias también a Dios, yo he buscado ser tan solo un sencillo servidor suyo, servidor de su Iglesia y él sabrá. A lo mejor me va a jalar de las orejas por algunas cosas que podía haber hecho mejor así que pido disculpas también a todos ustedes.

Hagamos testimonio del amor, de la esperanza y de la hermandad

Sigamos con nuestra fe, hace falta el testimonio nuestro lo hemos escuchado también en el evangelio de hoy, seguir a Cristo no es fácil, en este mundo hay muchas incomprensiones, hay muchos ataques a la fe, a la Iglesia, por eso que es tan bonita esa fidelidad del don del bautismo que hemos recibido, como hemos escuchado en la segunda lectura, y seguir en este camino siendo testigos del amor de Cristo y del amor de Dios en nuestro mundo que es lo mejor versus la violencia, versus el odio hagamos nosotros testimonio del amor, de la esperanza, de la hermandad