Análisis

Gastón Solares Ávila: “El Museo de la Catedral de Sucre”

Museo de la Catedral de Sucre

El Museo de la Catedral  cerró sus puertas temporalmente a fines del año 2015 y  las reabrió al público hace pocos días. Muchos factores determinaron el cierre; entre ellos, la escasa afluencia de gente. Con una nueva administración y un equipo reducido pero todos profesionales en el área de turismo, a la cabeza del Lic. Iván Gutiérrez Achá,  el Museo resurge con  incremento de visitantes superando las metas trazadas en la gestión anterior. En el lapso de cierre, trabajaron jóvenes voluntarios muy comprometidos con el arte y la cultura.

El Museo de la Catedral no recibe subvención, es auto sustentable. En el acto de reapertura, se presentó un interesante informe y el detalle de las mejoras y restauraciones que, sintéticamente son: pintado de fachada, identificación  con letreros de armonía con la arquitectura, pintura del zaguán colonial, iluminación de salas  con arañas de  luces,  restauración de cuadros y esculturas, limpieza del coro de los canónigos y coro alto de la Catedral, reubicación del ángel de la fama restaurado en su lugar original y el púlpito, restitución de San Miguel a la hornacina del coro alto de donde fue retirado hace 18 años, iluminación de vitrinas, pintado general de diferentes salas  y de la sacristía de la capilla de la Virgen de Guadalupe y otros ambientes, nueva museografía y nuevo recorrido,  a todo lo que se suma el estudio sobre mejoras y restauraciones programadas para este año, en busca de recuperar el esplendor de antaño. La restauración y apertura de la Sala Capitular de la Catedral tendrá un verdadero impacto.

El Museo necesita el apoyo de todos, no solamente de los turistas que tienen ahora un lugar excepcional para visitar, sino de los propios citadinos que con el  pago de su boleto de entrada podrán contribuir a su frágil economía, teniendo también la oportunidad de conocer un verdadero tesoro ubicado en nuestro bello centro histórico, un museo que enriquece a los existentes y que fortalece nuestras características para atraer turismo, esa actividad que puede generar mucha riqueza si acaso se la sabe explotar profesionalmente.

Un aplauso para Mons. Jesús Juárez, Arzobispo de Sucre, por su decisión y apoyo a esta obra,  un recuerdo y agradecimiento al R.P. Bernardo Gantier SJ que inició este arduo trabajo, convencido como siempre estuvo de preservar y explotar  nuestro extraordinario patrimonio. La tecnología moderna permitirá que desde la distancia pueda apreciar el resultado de su visionario emprendimiento.

Y, finalmente, para el director del museo y para todos sus colaboradores, los mejores augurios no solamente para completar el objetivo propuesto, sino para hacer posible su funcionamiento consolidando los esfuerzos que hasta hoy han hecho.

 

[AutorGastón Solares Ávila]

[Imagensucrelife.com]