Oruro

Francisco I tiene el desafío de acercar a la humanidad a Dios

El recién elegido, Francisco I, tiene el desafío de emprender una nueva Evangelización en el Año de la Fe dando a conocer la palabra de Cristo ante un mundo materialista donde se quiere marginar a Dios y a la vez es un gran desafío para la humanidad.

El obispo de la Diócesis de Oruro, Monseñor Cristóbal Bialasik, tras conocer la elección del nuevo sumo pontífice, dijo que se comprobó que el Espíritu Santo guió la elección del nuevo Papa porque de tantas instituciones que investigaron y dieron su punto de vista sobre el tema, la persona menos mencionada fue el electa.

“Hoy necesitamos dar testimonio de fe, la fe que tenemos que vivir profundamente dando caridad de una entrega total porque la fe no significa profesar solo con palabras, más bien se debe dar testimonio y caridad sirviendo a todas las personas particularmente a los más pobres y necesitados”, afirmó .

“Es una alegría servir, yo puedo testificar esto de mi propia vida pero también es una alegría de servir, tenemos que descubrir nuevamente al mundo, tenemos que evangelizar a todas las naciones para que retornen a Cristo pues es la única esperanza es el único camino, la verdad y vida para todos nosotros”, manifestó.

Espera que el Santo Padre, impulsado por el Espíritu Santo y apoyado por todo el mundo logre llevar este mensaje a todas partes para que sigan a Cristo en cada momento de su vida.

Sobre su origen dijo que es una felicidad que el nuevo Sumo Pontífice sea latinoamericano, una alegría porque es hermano de nuestra tierra, además una felicidad a nivel mundial porque guiará en los próximos años la Iglesia regido por el Espíritu Santo.

NOMBRE

Respecto a la elección del nombre del Sumo Pontífice, dijo que al parecer Jorge Mario Bergoglio, adoptó el nombre de Francisco I, por ser jesuita apoyado en la imagen y obra de San Francisco Javier que fue un misionero que llevaba la palabra de Cristo a distintos pueblos asiáticos y con este nombre sin lugar alguno quiere demostrar la importancia de la misión en la iglesia, porque siempre tiene que ser misionera.

Otra posibilidad de la adopción de su nombre es la de seguir los pasos de San Francisco de Asís, que enseñó cómo se tiene que trabajar y servir a los pobres.

“El santo padre salió de una familia sencilla y pobre, por eso sabe lo que significa cómo se debe servir al pueblo que necesita esta ayuda, esperanza, apoyo espiritual, material y moral, manifestó Monseñor Bialasik.