Sucre

Expulsada de su casa por el agua pide ayuda en Sucre

Casa destruida en granizada de Sucre

La familia Correa no recibió apoyo para la reconstrucción de su derruida morada

Las huellas de la torrencial lluvia del 4 de enero aún no logran borrarse. Escenas de aquella feroz tormenta quedaron grabadas en muebles destrozados, restos de material de construcción y maderas viejas. Donde antes se levantaba el domicilio de Bernarda Correa Rojas, ahora solo se observa un promontorio de tierra y escombros, por lo que la familia refuerza su pedido de colaboración a las autoridades para reconstruir su hogar.

En esa fatídica jornada, la fuerza del agua se ensañó con ese domicilio ubicado en el barrio Mesa Verde centro, dejando a la familia en la calle, con las manos vacías y llevándose consigo el muro de contención que, a la postre, sepultó el hogar y parte de los sueños de la mujer y sus cuatro hijos.

EL CLAMOR POR UN TECHO

A 14 días de la tragedia, CORREO DEL SUR retornó ayer hasta el lugar del desastre para conocer la situación actual de la afectada, quien dio a conocer que más allá de las muestras de solidaridad de algunos ciudadanos y los compromisos de la alcaldesa Rosario López, ninguna otra autoridad se acercó para brindarle su apoyo y cumplir su deseo de volver a contar con un techo propio.

En su visita, López le ofreció trasladarse al Albergue Municipal, pero Bernarda descartó esa posibilidad por cuidar sus pertenencias y sus mascotas.

“Necesito una ayuda todavía para levantar mi casita, agradezco a los que me están colaborando, pero yo quisiera un techito donde vivir. Eso es lo que yo pido a la población para que me ayude a construir mi casita como estaba”, sostiene.

Benita, como se la conoce en el barrio, se seca las lágrimas y le cuenta a este periódico que una vecina le brindó un ambiente para que ella y sus tres hijos puedan permanecer en el mismo durante un mes.

Asimismo, el terreno tendría algunas trabas legales con el anterior propietario, por lo que solicitó el asesoramiento de un abogado para agilizar los trámites correspondientes.

Ante esta situación, dos candidatos a la Alcaldía de Sucre se comunicaron con este medio de comunicación para manifestar su interés de apoyar a la afectada.

ESCASOS RECURSOS

A decir de los vecinos, Benita es madre soltera y vive con su niña de 10, una adolecente de 14 y dos jóvenes de 18 y 22 años de edad, tres de ellos comparten día a día las carencias y la pena de su madre, mientras que la mayor se encuentra en Chile por compromisos laborales.

Antes de este triste episodio, Benita colaboraba a sus vecinos en los quehaceres del hogar para ganarse el pan de cada día.

 

[FuenteCorreo del Sur Digital]