Pando

Eugenio Coter llama la atención a beneficiadoras de castaña por proponer reanudar actividades

El obispo de Pando, monseñor Eugenio Coter, hizo un severo llamado de atención a las Beneficiadoras de castaña del norte del país ante su propuesta de reanudar actividades a puertas cerradas y con una presencia limitada de sus trabajadores, en medio de la cuarentena dispuesta para prevenir contagios de coronavirus.

“La economía que no beneficia a la gente, mata”

advirtió el obispo de Pando

“No entiendo esta visión, porque las Beneficiadoras tienen una economía grande, tienen margen para resistir; superior, por ejemplo, al comercio minorista y mucho más frente a los informales”, dijo.

Según los informes del Banco Central de Bolivia, las exportaciones de castaña en los últimos tres años han tenido un promedio de 200 millones de dólares.  Es el producto no tradicional estrella en las exportaciones bolivianas.

Las Beneficiadoras hicieron circular de manera intensa en los últimos días una Resolución del Ministerio de Trabajo que, según su texto, aprobaba la iniciativa empresarial.  La versión fue rechazada en las fuentes oficiales.  Pero han estado insistiendo ante las instituciones locales y los trabajadores ahora ávidos por reanudar sus actividades.

“Romper los esfuerzos que está haciendo ahora toda la ciudadanía no se justifica” insistió monseñor Coter para advertir que esto “es muy peligroso porque es la vida de las personas la que se están poniendo por debajo de la economía”.

“La economía está obligada a dar un mínimo de garantías para preservar la vida de las personas. Porque cuando se la quiere poner al servicio de unos cuantos, exponiendo la vida misma, es una economía que mata”, concluyó el obispo de Pando.

FUENTE: ERBOL