Cochabamba

Encuentro de Pastoral Familiar: por una pastoral consolidada, generosa y entregada a Cristo

Mons. Braulio Sáez, Obispo Presidente de la Sección Pastoral Familiar de la Conferencia Episcopal Boliviana celebró la eucaristía de este sábado cerrando una jornada de trabajo y reflexión intensa entre los coordinadores de Pastoral Familiar reunidos en un encuentro nacional.

Estamos en el tiempo de la pascua tiempo de alegría y de vida de experimentar la presencia del Señor en nuestras comunidades, experimentar esa vida nueva que nos ha traído el Señor resucitado, la palabra de Dios ha venido a animarnos fortaleciendo nuestra vida de fe durante todos esos días pasados, hemos visto como la iglesia ha sido perseguida, han sido algunos sacrificados.

Hoy los hechos de los Apóstoles nos narran algo que nos inspira confianza, en aquellos días la iglesia gozaba de paz y comenzaron a predicar y llevar la buena noticia, hicieron milagros que entusiasmaban a la gente y se fueron convirtiendo en ese nuevo lenguaje, experiencia que Jesús había introducido en la historia de los hombres.

Hay algo que hace Pedro que impacta a los judíos da la vida y salud, Mons. Braulio dijo que es posible que mirando nuestra realidad sobre la familia o situación que vivimos en el país, a veces nos sucede como los apóstoles, queremos marcharnos y dejar el relevo para otros, cuando vemos tanta realidad que nos acosa que a veces no podemos cambiar porque no tenemos agentes de pastoral fuerzas o apoyos….Y ahí está la fuerza del espíritu santo que anima a los apóstoles a caminar, pienso que poco a poco ese espíritu que vamos a celebrar ese espíritu de pentecostés, esta animándonos a cada uno de nosotros.

El prelado resaltó el trabajo y propuestas realizadas por los participantes del encuentro: “Ha sido muy bella la presentación que han realizado esta tarde hay alegría, esperanzas, ilusiones, ganas de trabajar, hay proyecto”, expreso que el objetivo es unificar criterios y coordinar actitudes y riqueza en nuestra iglesia, “dejarnos guiar por el espíritu, por la acción de esa fuerza interior en cada uno de nosotros, para hacer que el resucitado siga presente en el mundo, siga siendo anunciado, viviendo esa vida nueva que tiene que transfigurarse en cada ser humano”.

Yo pienso que hoy más que nunca cada uno de nosotros tenemos que decir “tú tienes palabras de vida eterna” y seguiremos al Señor por que el está con nosotros, la palabra nos dice ¿con que pagare al Señor todo el bien que me has hecho? La respuesta es anunciando la palabra de Dios, predicando el evangelio, transformando la vida de las personas y proclamando que realmente Cristo vive en nuestra Iglesia.

Expresó su firme deseo de formar una pastoral familiar consolidada, generosa, entregada a la presencia de cada uno de los coordinadores en sus jurisdicciones “trabajando, siendo semilla, fermento de una nueva vida, es el Señor, el resucitado el que está con nosotros”. “Hermanos adelante queremos recibir a Cristo hecho pan de vida. Que el Señor nos acompañe en estos dos días que pasamos un camino, que sean fuertes y que el Espíritu Santo nos llene de su gracia y amor”, fue el mensaje final de Mons. Braulio.