Santa Cruz

Encuentro de la Vida Consagrada en San Ramón

El sábado 18 de julio se dio cita la Vida consagrada del Vicariato apostólico Ñuflo de Chávez. Estában presentes representantes de 11 congregaciones y el grupo estuvo conformado por más de una veintena de religiosos y religiosas.

Antes de comenzar, la Hna. Victoria Cardozo y el Obispo del Vicariato, hicieron la presentación de la nueva comunidad de Hermanas vicentinas (hijas de la Caridad de San Vicente Paúl) que se ha integrado en el Vicariato para trabajar en la parroquia de Santa Clara para atender atender a la Fazenda de la Esperanza.

Se dio inició el encuentro con la invocación al Espíritu Santo y se recordó el logotipo del año de la vida consagrada, que es una paloma anunciando el evangelio, la profecía y la esperanza. La lectura del día, tomada del evangelista S. Mateo 12, 14-21, presenta a Jesús como el cumplimiento de lo dicho profeta Isaías.

En este momento orante se invitó a compartir las resonancias del texto: A pesar de que querían prender a Jesús, un grupo grande lo seguía, y todavía hoy lo sigue, a ellos los sanaba y recomendaba que no dijeran a nadie lo que Él había hecho. El texto de Isaías invitaba a ser los mensajeros de Jesús que no quebró la caña cascada, ni apagó la mecha que humea, sino que tomó lo débil y pequeño para volver a dar vida a lo que aparentemente está perdido.

A raíz de los ecos del evangelio se fueron evocando distintos mensajes del Papa. Fue un tiempo largo para compartir esta experiencia de fe y esperanza que nos ha calado hondo. Ayudó a reconstruir la experiencia el ver fotos de su visita a Bolivia.

Entre las frases compartidas:
• El Papa se presenta en la cárcel como un perdonado, cercano a la situación de los que tienen que rehabilitarse.
• No debemos perder la capacidad de escucha y diálogo, ni la paciencia y comprensión…
• No tener los ojos blindados.
• No olvidar nuestras raíces.
• Construir puentes no muros.
• Es preciso un cambio, un proceso de cambio, que cree comunión entre todos.
• Que no haya niños sin infancia, jóvenes sin esperanza, ni ancianos sin dignidad…

Luego se dio las sugerencias para los dos importantes acontecimientos pastorales:

– Participación en el V Congreso Eucarístico Nacional en Tarija, del 16 al 20 de Septiembre y
– Preparación para el VI Aniversario de la Misión Permanente en el Vicariato, el día 17 de Octubre de 2015 (cfr. La nota en el Mensajero).

Todo este trabajo realizado, fue llevado al altar en la iglesia parroquial, donde el obispo presidió la Eucaristía ofrecida por la Vida Consagrada del Vicariato.

El encuentro concluyó con el almuerzo, y todo para la mayor Gloria de Dios y el bien de la Iglesia.