Cochabamba

En Twitter: “Tu Patrimonio es mi Bendición”, la cuenta “kitsch” que difunde el patrimonio nacional

  • Convento de Santa Catalina de Collpa Ciaco. El histórico templo se encuentra abandonado. | Cortesía

Tatiana Suárez Patiño (31) es una restauradora y conservadora del patrimonio cultural. En sus más de seis años de experiencia, Suárez creó en septiembre del año pasado una cuenta en Twitter denominada “Tu Patrimonio es mi Bendición”, la que cuenta actualmente con 2.723 seguidores, con el objetivo de difundir el patrimonio boliviano y asegurar su conservación.

Sus tuits no son comunes, la restauradora, que estuvo de visita recientemente en la Llajta, realiza publicaciones con “gracia y un toque kitsch” (estilo artístico considerado cursi o trillado y, por tanto, no sencillo ni clásico). Ella explica que su cuenta de Twitter nace como un nuevo proyecto de difusión y, además, confiesa que es su favorito hasta ahora.

“Yo soy una persona intensa, encuentro un tema de obsesión y le doy matraca, creo que así funcionan las pasiones. Los sueños son tan grandes como el impulso que les da uno, y yo he decidido ayudar a la conservación del patrimonio de este país a como dé lugar. Ya sea que lo hago trabajando cuando restauro cuadros o cuando escribo un artículo, porque siento que es un tema importante y necesario en esta sociedad tan compleja culturalmente como la nuestra”.

Suárez, que estudió Conservación y Bienes Culturales en el proyecto de la escuela taller que pertenece a la  Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid), indica que tras la toma de conciencia de la existencia de sitios patrimoniales se puede ayudar mucho a la preservación. “Las personas juegan un papel importante en esto, pues o son quienes destrozan o son quienes olvidan. El patrimonio es de la gente y para la gente, y como se tiene el derecho a la identidad, el deber es conservar el patrimonio que genera esta identidad y pertenencia”, dice.

Durante su estadía en Cochabamba, además de “comer rico”, Suárez analizó la posibilidad de realizar una ruta patrimonial especializada para hacerla en bicicleta, evaluar el estado de conservación del arte urbano de la ciudad, grabó un podcast patrimonial con figuras de la conservación de Cochabamba como el catedrático universitario Greby Rioja y los arquitectos Roberto Flores y Cindy Calbimontes, y concretar un proyecto junto a una institución, pero que aún no puede hacerlo público.

También visitó varios lugares históricos, algunos de ellos en Tarata y Arani, pero la dejaron decepcionada. Como por ejemplo, el histórico convento agustino de Collpa Ciaco y la iglesia de Tarata.

“Lo vi abandonado. En el valle alto vi las casas hechas trizas, las iglesias actuales con huecos en los techos, me dio mucha pena, pues Cochabamba sólo se asocia con patrimonio gastronómico y es muchísimo más que eso. Tiene casas, archivos, obras de arte, prácticas culturales únicas, y se están perdiendo entre la imagen de la chicha y el chicharrón”.

Suárez critica el sistema educativo del país y los métodos de enseñanza de varias instituciones, manifiesta que lo que más le impacta, hasta el día de hoy, es “la falta de información de nuestro patrimonio, lo que se traduce en un nivel de ignorancia en este tema (…). No hay educación patrimonial en los colegios, y esto es más que sólo una lección de historia”.

“Amo mucho y muy fuerte el patrimonio de Bolivia. Desde mi mirada, es diverso, hermoso y una fuente inagotable de investigación. Y también he visto cómo se cae en pedazos lo que más amo, creo que ese es el motor, poder concientizar a una generación para que cuando herede la casona de sus abuelos no diga ‘la voy a tirar para hacer un edificio’, sino:  ‘Voy a rehabilitar el inmueble y construir siguiendo las guías de la arquitectura de integración’. Mi compromiso es con la historia de Bolivia”, concluye.

  • Tatiana Suárez. Maneja la cuenta “Tu Patrimonio es mi Bendición”. | Cortesía

EL CONVENTO DE SANTA CATALINA DE COLLPA CIACO SE CAE A PEDAZOS

El convento de Santa Catalina de Collpa Ciaco, el primero construido en Cochabamba en 1570, debía recibir en 2015 una intervención urgente a causa de su gran deterioro.

En agosto del año pasado, el entonces director departamental de Culturas y Turismo, Ubaldo Romero, indicó que esta infraestructura formaría parte de los “19 proyectos de construcción y restauración de inmuebles patrimoniales” que serían ejecutados gracias a un convenio entre los Gobiernos de Bolivia e Italia. El crédito es de 6 millones de euros.

Ubaldo indicó que el contrato financiero y la aprobación de la ley nacional en la Asamblea Legislativa Plurinacional están en trámite. El siguiente paso sería el convenio con los municipios para la ejecución de cada proyecto que deberá desarrollarse en tres etapas.

Fuente: Los Tiempos