Internacional

ELN y gobierno colombiano en diálogos de Paz

El Gobierno de Colombia y la segunda guerrilla más importante de ese país, el Ejército de Liberación Nacional (ELN), anunciaron ayer en Caracas que iniciarán una fase pública de diálogos de paz en Quito (Ecuador) el próximo 27 de octubre.

Desde la sede de la Cancillería venezolana, los jefes negociadores del Gobierno y el ELN, Mauricio Rodríguez y Pablo Beltrán, respectivamente, leyeron un comunicado conjunto en el que destacan como primer punto de estas conversaciones la participación de la sociedad.

Ambas partes también acordaron “iniciar el proceso de liberación de los secuestrados/retenidos con dos casos antes del 27 de octubre”.

Además, continúa el comunicado del anuncio, cada una de las partes hará, a partir del 27 de octubre, “otras acciones y dinámicas humanitarias para crear un ambiente favorable para la paz”.

Tanto el Gobierno colombiano como la guerrilla del ELN expresaron su agradecimiento a Venezuela “por la hospitalidad brindada para el desarrollo de las reuniones” que condujeron a este acuerdo.

Por su parte, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, dijo que avanzar en las negociaciones de paz con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) hará que la paz en el país sea “completa”.

“Ahora que avanzamos con el ELN, será completa, será una paz completa”, dijo en una alocución minutos después de conocer el anuncio hecho en Caracas por miembros de ese grupo guerrillero y el Gobierno colombiano.

El ELN entregó ayer a una comisión del CICR a otro civil que tenía en su poder desde hace cerca de tres meses, pocas horas antes de dar un anuncio con el Gobierno sobre los diálogos que estarían próximos a iniciar.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) confirmó que la liberación del agricultor se dio en zona rural del municipio de Fortul, en el departamento de Arauca, cerca a Venezuela.

“Me complace informar que la persona liberada se encuentra en estos momentos en camino a reunirse con sus seres queridos”, manifestó el jefe de la delegación del CICR, Christoph Harnisch.