Sucre

El patrimonio eclesial de Sucre necesita Bs 3 millones

PARA LA REFACCIÓN DE TEMPLOS Y CONVENTOS. 

Los proyectos están listos, pero hasta ahora no aparecen entidades financiadoras para ayudar a expandir la oferta turística de Sucre. 

Poner al servicio del público monumentos nacionales inexplorados y con ello ampliar la oferta turística de Sucre demanda una inversión de Bs 3 millones, pero no hay quién ponga ese dinero.

Si las instituciones confluyeran con sus respectivos aportes, la promoción del turismo del municipio de Sucre caminaría hacia el gran objetivo: hacer que lleguen más visitantes y se queden más tiempo en la ciudad, pero la intención no está pasando de los proyectos.

En meses pasados, el Programa de Rehabilitación de Áreas Históricas de Sucre (PRAHS) elaboró un banco de proyectos con el fin de poner al servicio del público monumentos nacionales inexplorados, diversificar su uso para prestar un servicio a la sociedad y generar recursos económicos para su mantenimiento, dijo el coordinador del PRAHS, Erland Ovando.

Informó que el PRAHS elaboró proyectos de rehabilitación para los conventos de Santa Teresa y Salta Clara, y para los templos de San Lázaro, La Merced, Santo Domingo, San Francisco y Quila Quila. La ejecución de los mismos demandaría una inversión de Bs 3 millones.

Explicó que en el ámbito de ese paquete de proyectos, se debería priorizar la intervención en el convento de Santa Teresa, que “encierra una riqueza extraordinaria”; además de los templos de San Lázaro y Santo Domingo, y completar la rehabilitación del convento de Santa Clara, que tiene una pintura mural recientemente restaurada en la planta alta y parte de la planta baja del primer patio.

Ovando consideró que la rehabilitación de estos ambientes se debe encarar con un “criterio moderno de musealización y productividad”, para ampliar la oferta turística.

Uno de los desafíos inmediatos, a decir del Coordinador del PRAHS, es lograr la inversión de recursos a través de un sistema de cofinanciación en el que intervengan entidades estatales y extranjeras.

En ese propósito, contó que la cooperación española y la italiana están interesadas en este tipo de proyectos, aunque admitió que lograr financiamiento para proyectos de carácter cultural es un tanto difícil.

Sin embargo, sostuvo que deben ser las instancias nacionales, departamentales y municipales las que asignen recursos para este tipo de proyectos, que no buscan otra cosa que preservar y mostrar la riqueza cultural que está “inexplorada” en templos y conventos.

Ovando recalcó que las inversiones no sólo tienen que ver con el mantenimiento y restauración de los edificios, sino con lograr una mayor diversidad en el uso de los mismos, para que contribuyan a la actividad económica de la ciudad.

Proyectos

7 templos y conventos tienen proyectos a diseño final de rehabilitación que sólo esperan financiamiento.