Análisis

Editorial -Correo del Sur-: “Los niños, los más vulnerables”

No te olvidaré

Los menores sufren en carne propia la ira y la impotencia de sus progenitores que descargan sus celos, frustraciones y problemas contra sus hijos. Además, los infanticidios son alarmantes. A nivel nacional solo en el primer trimestre de este año se registraron 12 casos.

Festejos, pronunciamientos, desfiles, anuncios, medidas, normas, actos y un sinnúmero de actividades se realizaron este viernes por el Día del Niño. Sin embargo, el entusiasmo que hace ver a los pequeños como reyes dista mucho de lo que ocurre en el resto del año.

Ser niño en Bolivia es difícil. Pese a las normas, es la población más desprotegida y vulnerable, permanentemente expuesta al maltrato, abuso y desconsideración.

La violencia es uno de los grandes flagelos. Y el maltrato viene, sobre todo, desde la casa. Una encuesta realizada a nivel nacional por Visión Mundial revelaba que los niños, niñas y adolescentes identificaban a los padres, padrastros y madres como los principales agresores. El hogar y la escuela son los lugares donde más maltrato se recibe.

Los datos de la Defensoría coinciden al indicar que la violencia se da, sobre todo, en entornos familiares por parte de los padres, primos y abuelos y también dentro de las unidades educativas.

Los menores sufren en carne propia la ira y la impotencia de sus progenitores que descargan sus celos, frustraciones y problemas contra sus hijos.

Además, los infanticidios son alarmantes. A nivel nacional solo en el primer trimestre de este año se registraron 12 casos.

No se puede negar que la situación moviliza a las instituciones, el problema es que se siguen reportando casos y casos. La última medida legal fue la modificación a la Ley 548 del Código Niño, Niña y Adolescente para que progenitores con sentencia ejecutoriada por infanticidio, feminicidio o violencia contra niños pierdan automáticamente la autoridad materna o paterna.

Otra muestra de la vulnerabilidad de este sector es el abandono. Miles de niños se registran en hogares de acogida en nuestro departamento y en todo el territorio nacional.

Las cifras del embarazo en niñas y adolescente también alarman. Datos entre enero y julio de 2018 del Ministerio de Salud revelaban que al menos 2.500 niñas de entre 10 y 12 años estaban embarazadas.

Y si de datos preocupantes se trata, ni hablar de los niños trabajadores. En 2016, según cifras oficiales, el país tenía 393 mil menores trabajando; sin embargo, otros registros refieren que serían muchos más los que se emplean por sueldos ínfimos, sin seguridad ni prestaciones.

Es de esperar que tanto festejo y pronunciamiento por el Día del Niño se transforme en acciones concretas que ayuden a bajar los índices en contra de los menores.

[Fuente: Correo del Sur (13-04-19)]

[Imagen: desmotivaciones.es]