Santa Cruz

Domingo de Gloria en el estadio y en Palmasola

El culto del alba en el Tahuichi Aguilera y la celebración de dos misas en el penal cerraron con broche de oro la Semana Santa El culto del alba y la celebración eucarística en el penal de Palmasola cerraron con broche de oro una semana que estuvo marcada por la fe y la devoción de los feligreses que revivieron la pasión, muerte y resurrección de Jesús.

Desde las primeras horas del domingo, miles de creyentes comenzaron a copar las graderías del estadio Tahuichi a la espera del inicio del programa del culto del alba, que se inició a las 3:00 y se prolongó hasta las 7:00.

Por otro lado, ayer monseñor Sergio Gualberti visitó el penal de Palmasola para compartir la alegría de la resurrección de Jesucristo y proclamar a los privados de libertad que “el resucitado los quiere y que son personas que valen mucho para Dios, por lo que también deben contar para toda la sociedad”.

Celebró dos misas, en el pabellón de mujeres y en el régimen abierto, y reflexionó sobre el valor de la resurrección de Jesús para la vida del cristiano. Les pidió esforzarse por encontrar a Jesús en sus vidas. “Si lo encontramos, nadie nos lo va a quitar, ¿acaso nos pueden sacar algo que tenemos en el corazón? Nos podrán quitar cosas materiales, cosas externas y hasta nuestra libertad, pero no a Jesús”, indicó.

José Canudas, oficial mayor de Defensa Ciudadana, hizo una evaluación de los operativos realizados desde el jueves hasta el domingo, indicando que fue una semana de intenso trabajo que dio buenos resultados.

Informó de que en estos tres días de control permanente se cerraron 74 negocios, entre bares, cantinas y rocolas, por infringir la ley seca y se decomisaron 920 kilos de pescado en mal estado