Destacadas

Jurisdicciones de Bolivia se preparan para el V Congreso Eucarístico Nacional

Las diferentes jurisdicciones eclesiásticas de nuestro país vienen preparándose para celebrar sus Congresos Eucar´siticos Diocesanos para luego vivir el Congreso Eucarístico Nacional, este es el caso del vicariato Ñuflo de Chávez y la Arquidiócesis de Cochabamba.

Mons. Antonio Reimann, Obispo del Vicariato Ñuflo de Chávez en su mensaje mensual hace referencia a esta actividad que vive la Iglesia Boliviana.

Mons. Antonio Reimann: Llamados a Recuperar el Carnet de Identidad

En Concepción está funcionando una oficina llamada SEGIP (Servicio General de Identificación Personal), que propicia la emisión del Carnet de Identidad para las personas que carecen de este documento importante.
¿Por qué lo menciono al inicio de esta página? Porque el Congreso Eucarístico que acabamos de celebrar en Concepción con todas las parroquias del Vicariato, pretende también recuperar la identidad de todo bautizado. ¿De qué identidad se trata?

Sabemos que el objetivo general del Congreso es,animar y acompañar a los bautizados a conocer mejor y celebrar la Sagrada Eucaristía, misterio de fe, con el fin de revitalizar la identidad cristiana: ser discípulo misionero de Cristo hoy”.
Muchas veces he escuchado esta afirmación:no voy a cambiar a otra religión porque hesido bautizado en la iglesia católica.
Seguramente es un argumento válido e importante. Sin embargo no he escuchado que alguien me haya dicho:
No voy a cambiar mi religión porque no me imagino una vida sin Eucaristía, sin alimentarme con el Cuerpo y la Sangre de Cristo.

Si en nuestros tiempos muchos católicos han perdido su identidad cristiana católica, es porque han dejado de lado la Eucaristía y, como consecuencia, el compromiso de amar a los hermanos con signos nacidos del encuentro personal con Jesucristo. Lo mismo podemos decir con relación al abandono de la Vida Consagrada, y el ministerio sacerdotal.

Por este motivo al concluir el año litúrgico les invito a evaluar nuestra vida a la luz de la vida eucarística, que es una vida agradecida y entregada al servicio del Señor y de los pobres.

Preguntémonos también, cómo, en este tiempo de preparación al Congreso celebrado en Concepción, hemos asimilado los cuatro temas del folleto titulado: “Somos una comunicad eucarística”
Si en algunas parroquias no lo han trabajado suficientemente, entonces ténganlo en cuenta para hacerlo durante el tiempo que falta para la celebración del Congreso Eucarístico a nivel nacional, en el mes de Julio de 2015.

Agradezco a todos por su participación en el Congreso Eucarístico en Concepción, por sus compromisos expresados al recibir el banner. También con gratitud recuerdo las aportaciones de los miembros del Consejo de Coordinación Pastoral del Vicariato; del equipo pastoral de Concepción, encabezado por el P. Bernardo Falkus, OFM y la Hna.

Ofelia Ríos, MEST; y de los laicos comprometidos, que pusieron a disposición lo mejor sí mismos para el desarrollo del Congreso tanto en la catedral, como en los barrios y en las zonas de Concepción.

Les escribo esta página desde la parroquia de San Antonio de Lomerío donde en el presbiterio de la iglesia parroquial, está escrito: ―San Antonio, hombre eucarístico‖. Creo queesta es la identidad que debemos recuperar: Todo persona bautizada (varón y mujer) debe ser Eucaristía; acogida de de Jesús, que se entrega a cada uno en su Cuerpo y en su Sangre y que, desde cada uno, se hace donación al hermano: al que está cerca y al que está lejos, sobre todo al más necesitado de amor… Esto es ser ―Pan partido para la vida del mundo‖.

Estimados hermanos y hermanas. Deseo que, este tiempo que nos queda hasta el Congreso Eucarístico Nacional en Tarija, nos sirva para dejarnos abrazar y transformar por Jesús eucarístico, signo visible del amor del Padre. Imploremos al Espíritu del Señor, que nos congregue en la unidad a cuantos participamos del Cuerpo y Sangre de Cristo, y nos empuje a salir al encuentro de Jesús, para abrazarlo también en los pobres e indigentes.

María, mujer eucarística, ruega por nosotros.
Fraternalmente: +Antonio B. Reimann