Internacional

Desde mañana se realiza la 169ª reunión de la Comisión Permanente del Episcopado

La Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Argentina se reunirá los días 16 y 17 de diciembre en la sede de Suipacha 1032, en el barrio porteño de Retiro.

Se trata de la primera reunión luego de la renovación de las autoridades en la Asamblea Plenaria de noviembre último y cuya Comisión Ejecutiva integran monseñor José María Arancedo, arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz, presidente; el cardenal Mario Aurelio Poli, arzobispo de Buenos Aires, vicepresidente; monseñor Mario Antonio Cargnello, arzobispo de Salta, vicepresidente; y monseñor Carlos Malfa, obispo de Chascomús, secretario general.

La misma comenzará con un intercambio donde los obispos presentan libremente diversos temas e inquietudes del trabajo pastoral de la Iglesia en la Argentina.

También se dedicará un tiempo a la elaboración de nuevas líneas para el trienio 2014-2017 con el fin de orientar la actividad pastoral en este período.

Los obispos decidirán además una metodología de trabajo en base a la “Lineamenta” (documento preparatorio) para el Sínodo Ordinario sobre la Familia, que tendrá lugar en octubre de 2015. En ella se contienen las conclusiones de la Asamblea Extraordinaria realizada este año y que la Santa Sede propone sea abordada y profundizada mediante 46 preguntas. La participación de los diferentes componentes de las Iglesias particulares y las instituciones académicas, organizaciones, grupos y otros organismos eclesiales laicos tiene como fin promover una amplia consulta sobre la familia en la orientación y el espíritu del proceso sinodal.

Otras cuestiones que abordarán los obispos son los nombramientos de los secretarios ejecutivos de las distintas comisiones episcopales y el estatuto del Departamento de Laicos.

La Comisión Permanente está integrada fundamentalmente por los miembros de la Comisión Ejecutiva, los presidentes de las comisiones episcopales estables y los obispos delegados de cada región pastoral del país. Se reúne de manera ordinaria tres veces al año y, de acuerdo a los estatutos de la CEA, tiene como objetivo mantener “una atención pastoral constante sobre la realidad argentina, tanto general como regional, procurando reconocer en ella los desafíos que presenta a la acción evangelizadora”. En respuesta a ello “propone a la Asamblea Plenaria las grandes líneas u opciones pastorales para su oportuna consideración”.