Internacional

Crónicas Vaticanas: Libros, ejercicios espirituales y el poder de la “chipa”

Lunes 23 de enero 2023

#crónicas #vaticanas   

 

En los últimos días se han publicado algunos libros que demuestran que este ambiente no es estático, sino más bien efervescente. Estas son solo algunas de las publicaciones que se han sumado al muy comentado “Nada más que la verdad. Mi vida al lado de Benedicto XVI”, escrito por el arzobispo Georg Ganswein.  “De buena fe. La religión en el siglo XXI” es el libro que el Cardenal Gerhard Müller está presentando estos días.

También Benedicto XVI autorizó que después de su muerte se publicara en forma de libro algunos de sus textos. El tomo lleva el título: “¿Qué es el Cristianismo? Casi un testamento espiritual”; por lo demás se ha sabido que todos sus apuntes y notas personales han sido quemados siguiendo su voluntad.

 

Si de textos póstumos se trata, salió a la luz un artículo del cardenal australiano George Pell, fallecido el 10 de enero; aunque lo más llamativo fue que un periodista veterano reveló que el cardenal era el autor de un texto, bajo un pseudónimo, que contiene duras críticas al actual gobierno de la Iglesia y que había sido difundido meses atrás.

 

Pasando a otros temas, las expectativas crecen por el próximo viaje del Papa a República Democrática del Congo y a Sud Sudán, que se realizará este fin de mes. Sin embargo,  Francisco ha seguido con su agenda recibiendo presidentes, líderes religiosos y delegaciones.

 

 Por ejemplo, el viernes 20 de enero encontró a los participantes al curso “vivir la acción litúrgica en plenitud”, y en su discurso quiso referirse a los sacerdotes que dan “homilías kilométricas” de 40 minutos (todos conocemos alguno). El Papa dio este consejo a los sacerdotes (seguramente también a los obispos): “Ocho, diez [minutos] ¡no más! Y siempre un pensamiento, un afecto y una imagen. La gente se lleva algo a casa”, y recomendó que las homilías sean preparadas en oración y con espíritu apostólico.

Ese mismo viernes un comunicado de la Oficina de Prensa informó que los Ejercicios Espirituales de la Curia se tendrán de manera individual durante la primera semana de Cuaresma. En otras palabras, el Santo Padre ha invitado a los Cardenales residentes en Roma, los Jefes de Dicasterio y los Superiores de la Curia Romana “a vivir en modo personal un período de Ejercicios Espirituales”, el comunicado añade: “También les pide suspender la actividad laboral y recogerse en oración”

 

Los analistas vaticanos se han preguntado el porqué, pero no lo podemos saber. Sin embargo, si hablamos de ejercicios espirituales, debemos mencionar que el cardenal Hollerich, arzobispo de Luxemburgo, hoy lunes 23 de enero, hizo saber durante una conferencia de prensa en el Vaticano, que todos los participantes de la próxima asamblea del sínodo han sido convocados a tres días de ejercicios espirituales, justo antes de iniciar la asamblea sinodal (que tendrá lugar del 4 al 29 de octubre). 

Al respecto, también se dio a conocer que el próximo 30 de septiembre se realizará en San Pedro una vigilia de oración ecuménica promovida por la comunidad Taizé

Como siempre hay mucha información, pero terminamos con una imagen sencilla y entrañable que demuestra el poder de la “chipa”. Resulta que el pasado miércoles al final de la Audiencia General, el Papa saludaba a los peregrinos desde su silla de ruedas, de pronto se le presentan peregrinas paraguayas, y él les pregunta: “¿trajeron chipa…dónde está la chipa?”. Ellas responden eufóricas: “ ¡¡Aquí la trajimos!! ”. Entonces, Francisco “salta” de la silla, se pone de pie y va hacia ellas. Con una sonrisa de oreja a oreja, recibe  una bolsa plástica con la “chipa” dentro.

 

Minutos después supe que la “chipa” es patrimonio gastronómico culinario de Paraguay, que se prepara con yuca, huevos y queso.

Esa imagen sencilla y cotidiana me alegró el día. No hace falta publicar libros, basta una “chipa” para ser feliz y expresar el cariño a toda una nación y también al Papa.

Por Ariel Beramendi