Santa Cruz

CONTINÚA AVANZANDO EL TRABAJO MISIONERO EN LA ARQUIDIÓCESIS DE SANTA CRUZ

Para el Obispo Auxiliar de Santa Cruz, Mons. Sergio Gualberti, desde que se lanzó la misión permanente en Bolivia, el esfuerzo principal de la arquidiócesis fue concienciar a todos los cristianos y comunidades acerca de la identidad misionera tanto del discípulo como también de la comunidad eclesial. “Por lo tanto el énfasis principal se ha centrado en tomar conciencia que nuestra iglesia tiene que ser una iglesia de misión para la misión y en misión”.

Al mismo tiempo que esta afirmación exige una conversión, empezando de ser una iglesia abocada a la conservación a ser una iglesia que sale al encuentro de las personas de manera especial a los alejados y a los que no conocen todavía  a Jesús. Mons. Sergio afirma que esto ha sido el esfuerzo principal que se ha realizado en esta primera etapa de concientización.

“Necesariamente para meternos en este proceso de una iglesia misionera, pasar de ser una iglesia de conservación a ser una iglesia misionera, exige también una conversión pastoral y de ahí se ha impulsado un plan arquidiocesano centrado en la misión”.

Más los distintos pasos a nivel nacional proyectados de acuerdo a los enfoques y directrices de la CEB y en la línea de Aparecida, este plan pastoral arquidiocesano se la ha trabajado, aunque no en todas las vicarias, en la mayoría de las parroquias que va de acuerdo a la línea misionera y que se va concretando en espíritu misionero.

“En este sentido también hemos tenido algunas iniciativas como las grandes celebraciones diocesanas de Santa Cruz: la Semana Santa, Corpus Christi y la festividad de la Virgen de Cotoca, ahí también se ha dado un sentido misionero porque es la manera de hacer conocer un poco todo esto a la gente, digamos lo que significa el ser cristiano anunciando la buena nueva”.