La Paz

Conferencia Episcopal Boliviana (CEB) niega que persiga a Evo y lamenta la lejanía con el Gobierno

“Algunos miembros de la Iglesia Católica, los jerarcas, piensan que estamos en tiempos de inquisición”, afirmó ayer el presidente Evo Morales. Ayer la Conferencia Episcopal de Bolivia (CEB) advirtió una suerte de desconocimiento sobre el término y negó por completo que se persiga al primer mandatario.

En conferencia de prensa, el monseñor Ricardo Centellas sostuvo que “es un estribillo que se ha defendido y se defiende en todos los momentos, el hecho de la inquisición, pero yo no sé si es que se tiene conocimiento de lo que fue la inquisición. Se toma la inquisición como si se estuviera persiguiendo, nosotros como Iglesia no estamos culpabilizando o condenando a nadie, absolutamente”.

Agregó que “hablar de la inquisición en ese sentido es desconocer una historia que está ahí escrita, una historia más o menos verdadera”, lamentando las palabras del jefe de Estado.

“Nosotros como Iglesia hemos buscado muchas veces tener un canal de diálogo con el señor presidente, nunca lo hemos tenido. Esta lejanía hace que de una parte no nos entendamos o no nos entiendan“, aseveró. 

Resaltó además que “nosotros hemos tenido en septiembre la visita al papa y hemos hablado con el santo padre, hemos tocado el tema social y el tema político, y estamos en plena comunicación con el papa. El papa nos ha animado a seguir adelante“.

Además, la Conferencia Episcopal anticipó recurrir a mecanismos constitucionales contra el Código del Sistema Penal que amplía las causales para el aborto legal y consideraron “irónico” que mientras Evo visitaba al papa en el Vaticano, en Bolivia se promulgaba la norma.

Finalmente sostienen que “no deja ser llamativo el hecho de que la promulgación de leyes colonizadoras, ajenas a la realidad boliviana, queden rápidamente en manos del segundo mandatario, (Álvaro García Linera)”