Sucre

Cierra el convite y ahora se viene la gran Entrada

NO SE FRENA LA BORRACHERA.

Algunos bailarines no tienen reparos en beber delante del público.

Belleza, baile y consumo de alcohol caracterizaron al último día del convite rumbo a la Entrada Folclórica de la Virgen de Guadalupe, que se realizará el 14 y 15 de septiembre.

Ayer, con música de banda y mucha alegría se despidió el convite, que es el preámbulo de la fiesta folclórica de la Patrona de los sucrenses.

El primer grupo en ingresar fue Salay Sucre y le siguió la Morenada Unión Comercial, que este año cumple 21 años de presencia permanente en esta fiesta; después siguieron fraternidades que danzan, por ejemplo, tinkuy, chacarera y caporales.

En el convite se demostró belleza, alegría y fe a la Virgen de Guadalupe, ya que cada bailarín le rendía respeto inclinándose para rezar en el frontis de la Catedral.

Durante la noche, las confraternidades continuaron ingresando en medio de la expectativa del público que se ubicó en las calles y avenidas del trayecto, aunque no en gran cantidad.

Lo preocupante sigue siendo el consumo de bebidas alcohólicas de algunos bailarines, que no tienen ningún reparo en beber delante del público, pese a las recomendaciones de los organizadores.

Entre el público, el consumo de bebidas alcohólicas se repite sin que nadie haga nada para evitarlo. De hecho, se observó que la venta no es exclusiva de las tiendas de barrio y licorerías, sino que el expendio se extendió a puestos callejeros como venta de sándwiches y CDs.

Así, alrededor de las 23:00, ver a gente borracha en la avenida Hernando Siles era el común denominador de lo negativo que deja esta actividad.

Mientras este diario hacía un recorrido pudo observar cómo los jóvenes hacían de las calles un mingitorio al aire libre a falta de los baños que debieron colocarse para la ocasión.

El comandante Departamental de la Policía, coronel Miguel Cardozo, no quiso emitir una evaluación sobre el control, pero anunció que dará un informe completo de los casos atendidos hoy.