Destacadas

CIENTOS DE PEREGRINOS LLEGAN AL SANTUARIO DE LA MAMITA DE COPACABANA

El rector del Santuario de Copacabana, Padre René Vargas en la víspera de la fiesta de la patrona de Bolivia la Virgen de Copacabana,  expresa el deseo de que en el aniversario patrio los cristianos católicos podamos ser los promotores de crear espacios de convivencia fraterna en nuestra sociedad. “Nosotros debemos ser el referente de la construcción del Reino de Dios en nuestros ambientes para lograr mayor justicia, solidaridad, equidad y respeto de los derechos de la persona”.

La celebración de la fiesta de la Virgen de Copacabana en el mes de agosto es algo muy tradicional y esperado por miles de personas.

La devoción a la Mamita de Copacabana ha trascendido las fronteras de nuestro país y es en este mes que también coincide con el aniversario patrio que miles de devotos llegan hasta el santuario para venerarla.

En dialogo con el rector del santuario de Copacabana, padre Rene Vargas se confirma que los devotos han comenzado a llegar  en especial devotos peruanos que como ya se ha hecho tradición en estas fechas acuden hasta el santuario para ofrecer su devoción a la Mamita.

Vargas señala que cada año en este mes los devotos de la Mamita del Perú llegan hasta Copacabana en gran número para celebrar la fiesta patronal.

“Tenemos gran presencia de peregrinos por tanto el Santuario debe responder a las necesidades y servicios que conlleva este tiempo de fiesta ampliando los servicios y celebraciones para que nadie se quede sin participar”.

Asimismo la población de Copacabana conciente de este movimiento se prepara para acoger a los visitantes, sabe que es un mes especial no solo en el aspecto religioso también económico  por tanto la  comunidad se prepara para esta llegada.

La Virgen de Copacabana Presente en la historia de Bolivia

En el Mes de la Virgen de Copacabana queremos destacar en pocas líneas algunos hechos que sobresalen de su historia.

Santuarios Marianos

Los santuarios más antiguos en nuestro continente son de la Virgen de Guadalupe en México y la de Copacabana en Bolivia, en ambas historias los protagonistas son indígenas: Juan Diego y Tito Yupanqui y a ambos santuarios los peregrinos llegan de todas partes del mundo.

La Virgen y Bolivia

Las primeras monedas de oro y plata de la nueva república de Bolivia, fueron elaboradas con el oro y la plata de las joyas de la Virgen de Copacabana luego que el Mariscal Antonio José de Sucre las expropiara para tal efecto en 1826.

Réplicas de la Mamita de Copacbana

Francisco Tito Yupanqui, talló dos réplicas más de la Virgen de Copacabana las mismas que se encuentran en Cocharcas – Perú y la segunda imagen que peregrinó por La Paz, Oruro, Potosí, y Sucre se encuentra ahora en Cochabamba bajo la custodia de los religiosos agustinos.

Un camarín para la Virgen

En 1910, se construyó el camarín de la Virgen, a solicitud de los devotos que querían ver  más cerca el rostro de la Santa Madre de Jesús.

Los vestidos de la Virgen

La Virgen se cambia cada tres meses y su vestuario es obsequiado por sus devotos. Hasta la fecha se cuenta con vestidos hasta el años 2060. Y seguirán llegando.

Un templo para la Virgen

Desde que la virgen llegó a Copacabana, sus fieles devotos no cesaron de peregrinar, motivo por el cual entre los años 1614 y 1618, los Padres Agustinos custodios de la Virgen construyeron la primera Capilla Mayor.  En 1805 se concluyó la nueva edificación del templo tal y como lo  conocemos ahora.

Su historia en fechas

2 de febrero de 1583, fue entronizada como Madre y Protectora de Copacabana.

El 1 de agosto de 1925, fue coronada como Reina de Bolivia

El 7 de noviembre de 1940,  fue declarada Basílica Menor

El 5 de diciembre de 1954, fue declarada Patrona de la Policía Nacional en el grado de “Generala”

Caminando al encuentro de la “Mamita”

Tres son los mementos fuertes de peregrinación masiva al Santuario de la Virgen:

En semana Santa, peregrinos de toda Bolivia y de otros países llegan al Santuario caminando desde La Paz

5 de agosto esta peregrinación está marcada por los devotos principalmente del Perú que llegan a los pies de la Virgen a pedir su bendición y agradecer todas sus bendiciones.

16 de noviembre, peregrinos que llegan principalmente desde Cochabamba a visitar a la Virgen de Copacabana, se destacan en estos días los arreglos flores en el altar de la Virgen y el paseo en vote por el lago Titicaca.