Tarija

Chaguaya, el centro religioso de Tarija

Uno de los eventos que convoca mayor afluencia de gente hacia Tarija y que tiene una esencia básicamente religiosa es la peregrinación al santuario de Chaguaya, misma que se hace desde mediados de agosto y que culmina a mediados de septiembre.

Estas fechas marcan la temporada de mayor afluencia de gente a esta comunidad que se encuentra a 60 kilómetros de la ciudad de Tarija y cuya historia como centro de la fe religiosa de los tarijeños data de hace más de dos siglos y medio.
La manera y ruta para llegar varía de acuerdo al objetivo que lleva al viajero a Chaguaya que en la mayoría de los casos, es religioso. Los fieles devotos de la mamita de Chaguaya son tarijeños como también de otros lugares del país e incluso de la vecina Argentina.

La carretera para llegar en vehículo está totalmente asfaltada hasta la puerta de ingreso al templo, del mismo modo lo está la ruta alterna que utilizan los peregrinos, quienes hacen un recorrido que inicia en el puente Peregrino que cruza el río Guadalquivir y atraviesa diferentes comunidades. Este camino se conoce como la ruta del peregrino y abarca Juntas, Tunal; paradas en las que se detienen los caminantes que hacen una travesía que dura 12 horas.

Aproximadamente unos 20 mil jóvenes, en promedio, hacen la peregrinación que tiene una fecha fija para este grupo de promesantes y es el 14 de agosto, de acuerdo al párroco de Chaguaya, Simón Díaz.

El templo actual es la tercera edificación que se ha hecho en la parroquia. De acuerdo al párroco de Chaguaya, inicialmente existió una ermita pequeña de cuya construcción no se tiene datos fidedignos como el de la fecha de inicio de la edificación; sin embargo, en el Archivo Eclesiástico de Sucre a mediados del 1700 ya menciona y se hace referencia a Chaguaya como parroquia. Eso indica que ya existía un lugar como centro de fe porque ya había la parroquia, designada así antes que muchos otros pueblos.

En 1917 se construyó otro templo que estaba ubicado en el mismo espacio en que hoy se encuentra la actual plaza del santuario al lado del atrio.

En 1945, con el incremento de población y peregrinos que llegaban al lugar se observó que había que construir un nuevo templo, más grande. Fue el padre Juan Nicolay, quien decidió emprender esta tarea y en 1955 se inició la construcción. Inicialmente se construyó en base a piedra redonda y esto fue observado por lo que se procedió a un replanteamiento del proyecto que estuvo a cargo del arquitecto Camponovo y se edificó el templo actual utilizando piedra tallada.

La cúpula sobre el altar llama la atención por su belleza artística. De acuerdo al padre Simón, tiene un estilo que es copia de una iglesia en un pequeño pueblo de Italia, por lo que todo el material (mármol) fue traído desde ese país para instalarlo en la edificación del templo que estuvo concluido en 1964 y se puso a disposición de la población.

Con el pasar de los años se fue mejorando la infraestructura tanto en la parte externa del patio y del atrio, como en la parte interior donde se han realizado construcciones para recibir a los peregrinos que suelen pasar la noche en las afueras del templo pero estos espacios quedaron insuficientes debido a la gran cantidad de gente. “Generalmente les damos a las personas que vienen con sus hijos, con niños pero también a los jóvenes”, comenta Díaz, mientras muestra las mejoras realizadas a las habitaciones en las que se han instalado camas para albergar a los peregrinos que lo necesitan.

En el altar se puede observar la imagen de la Virgen de Chaguaya, que según el párroco es denominada la Patrona ya que permanece en el lugar todo el tiempo. Este año por primera vez saldrá ya que será llevada a Tarija. “Este año saldrá, este año la vamos a mover y llevar a Tarija por el V Congreso Eucarístico que se realizará en la ciudad y luego la vamos a traer de regreso”, explica.

Son cuatro las imágenes de la Virgen de Chaguaya que se conservan en el templo. Además de La Patrona está La Personera que es la imagen con la que se hace la procesión luego de la misa. “Estos nombres se los ha puesto la gente-explica- y añade que también está La Pisadora, que es la imagen que se usa en un acto único propio de Tarija. Éste se resume en el hecho de ponerse en contacto y aplacar el mal que hay en nuestras vidas”, explica Simón.

De esta imagen se ha hecho una réplica ya que la fila de devotos en espera de que la imagen de la Virgen sea colocada sobre sus cabezas se ha hecho tan larga que se deben realizar dos filas para acelerar el proceso.

El Calvario es otro de los puntos de peregrinación importantes que fue construido en predios particulares como un acto de fe de la familia dueña de los terrenos ubicados frente al santuario, desde el cual se observa la cruz en la cúspide.

“Es el camino a la cruz con las catorce estaciones, cada una hecha en piedra. Se hace el recorrido rezando el rosario y haciendo una petición y cuando llegan al final cuelgan el rosario en el molle que se encuentra en el lugar”, explica y agrega que esto se debe a que “como la leyenda dice que la aparición de la Virgen se realizó a la sombra de un molle, entonces la gente por eso agarra y deja su rosario en el lugar”.

ASPECTOS DESTACADOS DE LA COMUNIDAD DE CHAGUAYA

Comunidad
El desarrollo de la comunidad en cuanto a infraestructura para soportar la llegada de miles de peregrinos de agosto a septiembre no es muy visible aunque se observa la construcción de nuevas infraestructuras pequeñas destinadas a la venta de comidas.

Calvario
Al Calvario de Chaguaya se sube por un sendero empedrado en cuyos costados crecen los churquis. Se avanza en un recorrido por las 14 estaciones que representan la pasión de Cristo y al llegar al final se encuentra el molle donde los files dejan sus rosarios.

Comida
Una fila de hornos de barro marca el lugar donde se preparan platos como el chancho al horno que se sirve a los peregrinos que llegan masivamente a Chaguaya en agosto y septiembre.