Destacadas

CEB RESPALDA Y ANIMA A MONS. CRISTÓBAL BIALASIK

La Secretaría de la Conferencia Episcoapl Boliviana a emitido un comunicado mediante el cuál respalada y anima el trabajo pastoral de Mons. Cristóbal Bilasik:

Comunión con la Diócesis de Oruro

“Cristo se hizo obediente hasta la muerte”. Filipenses 2, 8

La Secretaría General de la Conferencia Episcopal Boliviana expresa su viva adhesión y solidaridad con la Iglesia que peregrina en Oruro, por los momentos de desencuentro que le ha tocado vivir en los últimos días, a raíz de la incomprensión de algunos hermanos respecto al cambio de lugar de misión del P. Bernardino Zanella, religioso de la Orden de los Siervos de María.

Como se ha expuesto claramente en el comunicado de la Diócesis de Oruro del pasado 1º de mayo, la resistencia de algunos fieles al nuevo servicio pastoral pedido al  P. Bernardino por parte de su Congregación, sólo da cuenta del desconocimiento de los principios, valores y normas que rigen el funcionamiento de las congregaciones religiosas y de toda la Iglesia católica en el mundo, en coherencia con el fiel cumplimiento de su misión evangelizadora. Todos los agentes pastorales somos instrumentos al servicio de la construcción del Reino del Padre, enviados al mundo entero por medio de la obediencia a nuestros superiores, asumida con espíritu filial. “Pónganse el vestido que conviene a los elegidos de Dios, sus santos muy queridos: la compasión tierna, la bondad, la humildad, la mansedumbre, la paciencia”. (Colosenses 3, 12)

A los fieles católicos orureños que persisten en su actitud de rechazo a las normas y procedimientos eclesiales les invitamos a reflexionar sobre la naturaleza de la Iglesia y su misión. A Mons. Cristóbal Bialasik, Obispo de esta Iglesia local, le expresamos el respaldo fraterno y le animamos a continuar su servicio pastoral como referente de unidad y comunión para todos los fieles en esa diócesis.

Con estos sentimientos elevamos nuestras oraciones a Dios Padre para que nos reconozcamos como sus hijos, hermanos entre nosotros y servidores obedientes a la llamada de su Reino.

                                                                                                                                     Secretaría General
                                                                                                                          Conferencia Episcopal Boliviana

La Paz, 3 de mayo de 2012