Internacional

Cardenal Cipriani hizo un llamado para que a los niños y jóvenes se les enseñe a vivir de manera coherente

(Lima)  Un llamado para que los niños y jóvenes aprendan primero a ser buenos seres humanos y buenas personas, para luego ser profesionales es el que hizo hace poco el Cardenal Juan Luis Cipriani, Arzobispo de Lima, con ocasión del 50º aniversario del Colegio San Norberto, celebración que presidió recientemente en la capital peruana.

De acuerdo con el purpurado “es muy importante que sean educados, que sepan decir la verdad, que vivan de manera coherente, que sean generosos, que sepan perdonar, que sepan trabajar juntos. Una vez que sepan comportarse le puedes enseñar matemáticas, inglés, cálculo, geometría. Formemos personas con valores, por eso hay que dar ejemplo”, añadió.

El Cardenal Cipriani presidió una Santa Misa por el 50 aniversario del Colegio San Norberto / Foto: Arzobispado de Lima.

En este sentido dijo que los padres de familia han de ser los primeros en dar testimonio: “la disciplina, el orden, la sinceridad y el respeto son muy importantes en el colegio. Para eso los padres de familia son los primeros que tienen que dar ejemplo”.

Una invitación que el Cardenal también hizo a los profesores, a quienes alentó a ser la prolongación de los padres de familia en el colegio: “profesores, cuando los chicos los ven, que vean esa imagen del amigo que los escucha, que tiene paciencia, que no se cansa. La tarea del maestro es una tarea muy bonita pero exigente”.

Finalmente, animó a los niños y jóvenes a ser, sobre todo, amigos de Jesús, alentándoles a orar para que Dios les acompañe y les guíe: “¿Qué quiero ser? ¿Amigo de Jesús, hijo bueno de mis padres, quiero tratar bien a mis compañeros, quiero ser deportista, quiero tener un plan para estudiar? Cada uno tiene que hacer su pequeño programa”.