Destacadas

“Bolivia necesita certidumbre y transparencia”, inauguración de la 107 Asamblea de Obispos de Bolivia

Inicia la CVII Asamblea de los Obispos de Bolivia. El evento apertura con  el saludo a los Obispos y a todo el pueblo por parte del Presidente de la Conferencia Episcopal Boliviana, Mons. Ricardo Centellas y palabras de , Rvdo. Fabin Sebastian,  Encargado de Negocios de la Nunciatura Apostólica.

El discurso de inauguración estuvo a cargo de Mons. Ricardo Centellas, Presidente de la Conferencia Episcopal Boliviana, quien motivó al igual que la Iglesia Universal, llevar adelante una conversión pastoral en sentido misionero, en todas las estructuras de la Iglesia, especialmente en las parroquias, pidió que “el Espíritu nos ilumine para asumir los caminos de la integración e inclusión social” y deseo que con sinceridad se trabaje por el bien común.

DISCURSO DE INAUGURACIÓN DE LA CVII ASAMBLEA DE OBISPOS DE BOLIVIA.

Noviembre 2020.

Bienvenidos hermanos Obispos a esta CVII Asamblea para renovar nuestro espíritu de servicio a la evangelización en Bolivia.

Saludo fraternalmente al Cardenal Toribio Porco Ticona, y al Encargado de Negocios de la Nunciatura, Padre Febin Sebastian.

Saludo al Arzobispo de La Paz, monseñor Percy Galván y al Obispo Electo de Potosí, Padre Renán Aguilera. Mis oraciones por su fecundo pastoreo.

Saludo también, a los representantes de los distintos sectores de la Iglesia, a los colaboradores de la Conferencia Episcopal y a todo el Pueblo de Dios.

Vivimos un nuevo contexto cultural, que conlleva necesariamente, una nueva manera de evangelizar, por eso, la Iglesia Universal motiva constantemente a llevar adelante una Conversión Pastoral en sentido misionero, en todas las estructuras de la Iglesia, especialmente en las parroquias.  Estos días reflexionaremos sobre la vida parroquial.

La parroquia es uno de los rostros visibles de la Iglesia. Todos sabemos: Es  comunidad de comunidades, pero en la práctica no siempre es así. Vemos con esperanza que algunas parroquias son modelos de evangelización, otras en cambio, están reducidas a ofrecer servicios religiosos. Es tiempo oportuno para encausar la Conversión Pastoral en las parroquias y que de verdad sean espacios de alta calidad humana, convencidos de promover el crecimiento y la formación en la fe de cada bautizado, que alimentados por la Palabra de Dios sean capaces de transformar la realidad y sostenidos por la vida sacramental den testimonio de la caridad a los más pobres.

Agradezco al Papa Francisco por su Encíclica Fratelli Tutti. Es un desafío abrir nuestro ser para reconocernos en fraternidad universal y amistad social. Que el Espíritu nos ilumine para asumir los caminos de la integración e inclusión social.

Nuestra misión es leer los signos de los tiempos. Hoy toca leer la realidad de nuestro país. Ningún boliviano debería trabajar para dividir y destruir, porque todos queremos vivir en unidad, con dignidad y libertad. Comenzamos una nueva etapa en este proceso de consolidación de la democracia, para esto se requiere el concurso de todos. Hace falta un reencuentro fraternal y social que permita crecer en el espíritu de diálogo y la búsqueda de consensos. Las dificultades son oportunidades para entendernos.

Hay tareas pendientes de muchas décadas que son fundamentales para la convivencia pacífica entre todos. Ojalá en esta oportunidad se promueva el respeto por los derechos humanos, se recupere la institucionalidad y la seguridad jurídica, se busque una reactivación económica para disminuir la desigualdad social que hace sufrir especialmente a los más pobres. Bolivia necesita certidumbre y transparencia en todas las instituciones para que con sinceridad trabajemos por el bien común.

Fuente: Iglesia Viva