Sucre

Bittschi: “Pidamos el don de anunciar a Cristo con alegría”

Homilía mons. Bittschi en Domingo II del T.O.

Monseñor Adolfo Bittschi, obispo auxiliar de Sucre y director nacional de las Obras Misionales Pontificias, en su reflexión de este domingo en el que proclamamos el evangelio según San Juan (1, 29-34), dijo que no demos por seguro que conocemos todo del Señor, animando a que cada uno pueda contemplar con los ojos y con el corazón un crucifijo o una imagen de Jesús y dejarse instruir por el Espíritu Santo.

El testimonio de Juan Bautista nos invita a empezar una y otra vez en nuestro camino de fe. Empezar de nuevo desde Cristo, el Cordero lleno de misericordia que el Padre ha dado por nosotros. Sorprendámonos una vez más por la elección de Dios de estar de nuestro lado, de solidarizarse con nosotros, pecadores, y salvar al mundo del mal haciéndose cargo de él totalmente. Tomemos conciencia de lo que Jesús hizo por nosotros y así demos testimonio de vida como el Bautista”, manifestó monseñor. 

“Este nuevo comienzo una y otra vez se realiza sobre todo en el sacramento de la confesión y reconciliación, a la que Juan Bautista invitó con fuerza y la practicó en el bautismo”.

Monseñor invitó a detenerse en el evangelio, contemplar a Cristo, y dejarse instruir por el Espíritu Santo…

…que nos dice que es el hijo de Dios hecho Cordero, por amor a nosotros. Solo Él ha cargado, sufrido y expiado los pecados de cada uno de nosotros. Los cargó sobre sí mismo y los quitó de nosotros, para que fuéramos libres y no esclavos del mal. Todavía somos pecadores, pero no esclavos. Somos hijos de Dios”, expresó.

 

[Fuente: CENACOM y Prensa CEB]