Santa Cruz

Bajo el Lema: “¡Jóvenes Misioneros, Bautizados y Enviados a la Misión!” se llevó el Encuentro Arquidiocesano de Jóvenes Misioneros

Bajo el Lema: “¡Jóvenes Misioneros, Bautizados y Enviados a la Misión!”  y con la participación de 100 jóvenes Misioneros, representantes de 10 Parroquias de la arquidiócesis de Santa Cruz, el domingo 25 de agosto, se llevó adelante el Encuentro Arquidiocesano de Jóvenes Misioneros – JOMIS.

El objetivo de este encuentro era mostrar el rostro joven de la Iglesia e incentivar a los jóvenes de la comunidad a ser parte de este camino misionero para vivir juntos el MES MISIONERO EXTRAORDINARIO.

El encuentro inició con la Santa misa que fue presidida por el P.  Flavio Méndes, Párroco de la parroquia San Juan Bautista, zona de los Lotes, quien recibió a los jóvenes misioneros con los brazos abiertos.

Jóvenes Misioneros: “María es el modelo y ejemplo de servicio a seguir “

El P. Flavio, alentó a los participantes de este encuentro, a seguir adelante con el entusiasmo misionero, contagiando a los demás jóvenes que se encuentran en el camino, teniendo siempre como ejemplo y modelo de servicio a nuestra madre María, recordando que ella es el GPS del evangelio, que siempre nos muestra el camino que debemos seguir para llegar a Cristo.

Josseline Duran Aguilar, coordinadora arquidiocesana de los jóvenes misioneros de la arquidiócesis de Santa Cruz, nos cuenta que, al finalizar la celebración Eucarística, los jóvenes partieron en una caravana Misionera hacia la capilla Santa Rosa de Lima, rezando el Rosario misionero, ofreciéndolo por la Chiquitanía pidiendo la intercesión de nuestra madre, por la Misericordia y el perdón de Dios por las consecuencias de nuestros actos que nos llevaron a destruir la casa común.

Durante la mañana se dio una charla con el tema ¿Qué significa ser misionero? Que estuvo a cargo de Agustín Barja, antiguo coordinador Arquidiocesano de JOMIS Santa Cruz, quien nos enseñó con su testimonio cómo es y debe ser el camino del misionero.

El encuentro terminó con una competencia misionera en la que participaron todos los jóvenes y en la que se pudo rescatar el trabajo en equipo y se vio que cuando un grupo se mantiene unido es invencible. Fue una jornada en la que además de hacer oración, formación y sacrificio, hubo risas, cantos, bailes y mucha diversión.

        

      

           

Agradecemos la cortesía de las Fotografías a la Hna. Ruth Mariela Huañapaco

Fuente: Campanas – Iglesia Santa Cruz