Oruro

Ascenso de la cabeza del monumento a la Virgen impresionó a la ciudadanía

Cerca al medio día de ayer, en diferentes zonas de la ciudad se podía apreciar a ciudadanos, hombre y mujeres, con la mirada hacia el cerro Santa Bárbara para ser testigos de cómo, con la ayuda de una grúa, ascendía la cabeza del monumento a la Virgen del Socavón, para ser empalmada con el resto de la monumental estructura.

Se podía advertir a las personas sacando fotos, pasaban la información a través de teléfonos, otros salían a sus terrazas y otros se daban modos para admirar uno de los momentos más cruciales de este trabajo que será parte importante de la historia.

Vecinos del lugar subían al cerro Santa Bárbara prolongación Condori, impresionados ante tanta belleza, susurrando “¡por fin llegó el momento esperado!”. Había emoción en los artistas y personas que ayudaron en la fabricación de las piezas del monumento, se notaba el nerviosismo, era un momento difícil de describir.

Una vecina con lágrimas en los ojos, por la emoción, sólo atinaba a decir ¡que linda está la Virgen! Fueron momentos de mucha emoción, que quedarán grabados en fotografías e imágenes de video.

Tras concluir el empalmado de la pieza, el chofer de la grúa de la empresa Chiri, David Martínez Quispe, dijo que todo se realizó con éxito y que nunca olvidaría lo emocionante que fue contribuir con el proyecto.

 

La obra es ejecutada por el Gobierno Autónomo Municipal de Oruro, con una inversión de 8.700.000 bolivianos.

CONSORCIO

Por su parte los responsables del Consorcio Virgen del Socavón, Mauricio Aramayo Aguilar; de Caabol SRL, Jaime Del Llano de Navla Ltda, empresa constructora y Rolando Rocha Medrano de la empresa artística “Formas 21” manifestaron su satisfacción por el acople de una de las piezas fundamentales de la obra tras realizar un trabajo permanente de aproximadamente tres años y obtener parte del resultado final del proyecto.

Mauricio Aramayo a nombre del consorcio explicó que el monumento es la conjunción de una obra civil, de ingeniería y escultórica que se la ve y se aprecia desde todas las zonas de Oruro.

“Lo que se ve es la parte final del monumento pero hay un proceso de recálculo estructural en la que se conjuncionó la parte civil con la escultórica que se trabajó en forma conjunta desde los soportes e incluido el camino de acceso al lugar” detalló Aramayo.

Explicó que al interior del monumento existen obras internas de magnitud que pueden ser explicadas de forma estructural, social y de ingeniería, tras haberse realizado modificaciones mediante cálculos computarizados, tras introducir la nueva forma de la escultura y la ubicación del monumento.

A la vez Aramayo explicó que la ubicación del monumento fue cambiado porque la Virgen tenía la mirada hacia el Santuario del Socavón y como la espalda del monumento se encontraba hacia la zona Sur se decidió rotarla con la espalda hacia la zona Oeste donde no existen asentamientos humanos.

Para mayor seguridad en el asentamiento del monumento, dijo, que según los estudios realizados, los vientos de Norte a Sur o viceversa dan al costado de la escultura por lo que se calculó que la infraestructura fue construida para soportar vientos extremos en la ciudad de Oruro.