Sucre

Arzobispo de Sucre pide “humanizar y divinizar” el servicio a los enfermos

El arzobispo de Sucre, Jesús Pérez Rodríguez, exhortó a los servidores en la Pastoral de la Salud en Chuquisaca a ser “grandes” en el servicio a los enfermos brindando una salud “humanizada y divinizada” a través de una formación permanente de los médicos, enfermeras y agentes pastorales de la salud. Lo dijo ayer durante la inauguración de las Jornadas de Pastoral en Salud.

“Los que hacen pastoral de la salud son pastores, cuidadosos, cooperadores con los enfermos, para brindar una salud humanizada y divinizada”, afirmó el Arzobispo ante un grupo de médicos, enfermeras y agentes de salud que participan de las dos jornadas de reflexión sobre la labor que cumplen los servidores en el área de salud.

El Arzobispo dijo que estas jornadas responden a la preocupación del Sínodo de Aparecida y del VI Sínodo de la Arquidiócesis de Sucre, que destacan la formación permanente de los agentes de pastoral de salud.

Agregó que la oración, la evangelización y la curación de los enfermos son los tres elementos que constantemente se repiten en los relatos del Evangelio, en los milagros que hizo Jesús con los enfermos.

Convocó a los servidores en salud a tener la figura de Jesús como el médico divino e identificarse como creyentes para no separar lo humano de lo divino. “Si atendemos a un enfermo lo hagamos en nombre de Dios”, enfatizó.

Por su parte, el médico Cimar Flores, a nombre de los miembros de la Pastoral de Salud, manifestó que en estas jornadas también se reflexionará sobre si las reformas del Gobierno en el campo de la salud están humanizando este servicio.