Sucre

Apuestan en Sucre por el patrimonio religioso como polo de desarrollo turístico

SE ENTREGÓ LA PRIMERA FASE DEL PROYECTO DE RESTAURACIÓN DEL TEMPLO SAN LÁZARO.

La primera fase de la restauración del templo de San Lázaro ya está lista. Esta iglesia busca convertirse en un centro cultural con espacios para el arte, la música y cultura como parte del programa municipal de revitalización y habilitación de espacios patrimoniales que incluye a siete templos de la Capital.

Este proyecto ejecutado por el Programa de Rehabilitación de Áreas Históricas de Sucre de (PRAHS) tiene el objetivo de promover espacios patrimoniales para diversas actividades culturales. El PRAHS concibe que las fortalezas de la ciudad de Sucre se basan principalmente en su calidad ambiental y su patrimonio cultural arquitectónico de relevancia artística, que constituye el principal elemento de singularidad y diferenciación del resto de las ciudades del país.

A decir del secretario municipal de Planificación, Hugo Becerra, el patrimonio cultural intangible de Sucre, que se refleja en su historia y su población heredera de costumbres, tradiciones y saberes transmitidos a través del tiempo, necesariamente debe permanecer como un legado para las futuras generaciones.

“Con la intervención de estas obras se pretende revitalizar y habilitar espacios tradicionalmente olvidados para que adquieran protagonismo en la escena turística y cultural de la ciudad y con ello diversificar su uso y más adelante crear un circuito turístico que permita poner en valor cada rincón de nuestro patrimonio arquitectónico religioso”, manifestó, por su parte, el coordinador del PRAHS, Erland Ovando.

Antes de su restauración, el atrio y patios de San Lázaro estaban descuidados, pese a representar uno de los ambientes más pintorescos del centro histórico de Sucre. Ahora el santuario se muestra iluminado e imponente.

El proceso de restauración contempla una segunda fase que incluye la instalación de oficinas de atención turística, cafetería y servicios higiénicos, con el propósito de que el patrimonio religioso sea también un atractivo turístico para residentes y visitantes de la Capital.

UN REMOZADO SAN LÁZARO

El proyecto de restauración del templo de San Lázaro busca, entre otros objetivos, devolver a este santuario su antigua majestuosidad. Desde sus orígenes en 1544 fue uno de las mayores en magnitud, cuando se construía la catedral Metropolitana. En 1790 por orden del cura Juan Alejo Zelaya, fue construido el atrio con una capilla en la esquina, uno de los pocos ejemplos existentes en Sudamérica de “capilla abierta”.

A comienzos del siglo XVII la iglesia contaba con una nave, techo sin cúpula y portada rematada en Espadaña, adjuntándose en el siglo XVIII la arquería que rodea el atrio, conservando hoy en día una buena parte de su estructura original.

LA INTERVENCIÓN

– Primer módulo: Se reformuló el diseño del atrio, convirtiéndolo en un jardín seco que permitirá un uso flexible del espacio.
– Segundo módulo: Se refaccionó del atrio del jardín proponiendo una iluminación perimetral en la arquería y otra en el follaje alto.
– La inversión fue de aproximadamente 272 mil bolivianos. El proyecto fue ejecutado en 55 dias.