Santa Cruz

Alcaldía de Santa Cruz de la Sierra proyecta refacción de los templos católicos

La Dirección de Centro y Patrimonio Histórico de la Alcaldía (Dicepahi) anunció que contempla la intervención de templos ubicados en el área central de la ciudad, para hacer la refacción y recuperación de fachadas, con la finalidad de preservar y conservar los templos más históricos de la ciudad.
 
De acuerdo con el titular de esta instancia, Jery Méndez, en las próximas semanas se hará la solicitud de la aprobación de un proyecto que apunta a realizar un estudio y análisis de la situación de los edificios sagrados, esto con la finalidad de determinar los trabajos a realizar y para no alterar el estilo arquitectónico y naturaleza de los mismos.

De acuerdo a lo que explicó el funcionario, la iniciativa arrancará con la intervención de la iglesia Jesús Nazareno, gracias a un convenio que sostuvieron la Iglesia y el gobierno municipal con la finalidad de mejorar sus ambientes.

Los trabajos comienzan en los primeros días de enero, según lo anunció. Asimismo, se tiene prevista la intervención de otros templos tradicionales, como la iglesia San Francisco, San Andrés y San Roque.

“Desde la gestión 2012 se tiene una ley que permite hacer refacciones a las fachadas de los templos con la finalidad de preservarlos y hacerles un mantenimiento y tratamiento adecuado”, señaló el funcionario que aguarda la luz verde del legislativo y ejecutivo municipal para poner en marcha el nuevo proyecto.

Cabe destacar que los inmuebles religiosos son considerados bienes patrimoniales e históricos de la ciudad, por la historia y arquitectura que preservan.
En este sentido, al ser parte de esta categoría precisan la aprobación del municipio para realizar cualquier tipo de modificación o reparación de sus instalaciones.

“Todo trabajo que precise un bien o inmueble patrimonial debe ser notificado al municipio para su respectiva aprobación y fiscalización”, señaló.

De acuerdo a lo que manifiesta, desde la gestión 2011 a la fecha se han intervenido alrededor de 250 edificios históricos de la ciudad entre públicos y privados.

Asimismo, señaló que cada mes ingresan por lo menos 25 solicitudes específicas de refacción en inmuebles establecidos en el centro histórico, mientras que la solicitud de aprobación de proyectos arquitectónicos, bordean los diez trámites que recibe esta instancia cada mes.

El experto manifestó su preocupación en el caso específico de los edificios patrimoniales, pues afirma que son constantes las intervenciones y orientaciones que realiza el municipio en inmuebles considerados patrimonio, ya que en el mayor de los casos los propietarios optan por realizar refacciones y trabajos en sus bienes, olvidando los lineamientos y características que deben guardar por estar categorizados.

“Cada día y recurrentemente detectamos que hay gente que quiere realizar refacciones en sus inmuebles sin la respectiva aprobación y en otros casos alterando los estilos y características que hacen al inmueble parte del patrimonio que tiene la ciudad. Sin embargo, el control estricto que realizamos y la orientación  a los vecinos hace que estas situaciones sean revertidas para la conservación de los recursos”, señaló.

Por otro lado, aseveró que en otros casos sucede lo contrario, ya que las disputas de propiedad y conflictos jurídicos que enfrentan los inmuebles evitan su intervención.