La Paz

Vicaria Gran Poder comprometida con el Sínodo paceño

El continuo movimiento de personas que forman parte del comercio popular es un aspecto relevante en la tradicional avenida Buenos Aires en la ciudad de La Paz, allí en un paraje oculto que te obliga a levantar la mirada hacia el cielo, para llegar hasta sus puertas, se encuentra la Parroquia San José obrero, que hoy se convirtió en el epicentro del primer encuentro parroquial sinodal de la Vicaría Gran Poder.

“Caminar juntos” no es un título, ni un slogan o canto, es un compromiso fuerte de todos nosotros, sostuvo, con notoria determinación, Mons. Luis Durán quien encabezará los encuentros en las distintas parroquias de las Vicarias Gran Poder y Centro.

Con mucha alegría se inicia la visita escuchando las distintas voces de la comunidad parroquial en un ambiente de diálogo fraterno, afirmó el Obispo, quien puso énfasis en el proceso de escucha como signo característico en la primera etapa del Sínodo Diocesano de la Arquidiócesis de La Paz.

La escucha al pueblo de Dios permitirá reencaminar nuestra Iglesia y fortalecer nuestra vida de fe. Es importante escuchar, al párroco, a la gente, a nuestra iglesia local, a nuestra iglesia parroquial y conocer si está bien o mal, lo que le falta o si está estancada.

Mons. Luis concluyó su homilía exhortando a los asistentes a reflexionar sobre la clase de iglesia se quiere en La Paz, una iglesia que supere la visión sacramentalista o litúrgica y que de paso a la consolidación de nuevos espacios que permitan a los niños y jóvenes quedarse después de concluir con el proceso de formación a los sacramentos de Primera Comunión y Confirmación.

Somos hombres y mujeres de fe.

Que este tiempo de sinodalidad, de caminar juntos, este inspirado en la presencia del Espíritu Santo. No somos un club, no somos un sindicato, somos hombres y mujeres de fe y estos encuentros los tenemos que vivir en ese contexto abriéndonos a la acción del Espíritu, sostuvo el párroco de la Iglesia San José Obrero y vicario de la zona Gran Poder, William Ugarte.
Para nosotros como parroquia vivir este proceso significa un desafío, estamos atentos a todo aquello que el Espíritu nos sopla para poder responder a todo lo que el Señor quiere de nosotros para la consolidación de su proyecto.

Estamos dispuestos a trabajar con y por nuestra Iglesia

Muchas fueron las voces que se alzaron para dar a conocer las necesidades de la parroquia San José obrero, destacando el pedido de la conformación y una pastoral familiar comprometida y activa además del fortalecimiento de los espacios de formación bíblica laical.
Estamos dispuestos a trabajar con y por nuestra comunidad sostuvo Magda Hidalgo en representación del Consejo Parroquial que espera con gran expectativa los resultados de las encuestas que los más de 100 asistentes de diversas edades y grupos parroquiales respondieron en un trabajo grupal que se distinguió por el entusiasmo y algarabía.


La expresión “Gran Poder” viene de la creencia de que Dios es amor y que el amor genera un poder que derriba a todos los obstáculos. La vicaria que hace honor a este nombre vive este proceso sinodal en un ambiente fraterno y solidario donde sin duda lo que se distingue son las distintas expresiones de amor.