Internacional

Vaticano condecora a reconocido luchador paraguayo por los Derechos Humanos

El profesor Luis Alfonso Resck recibió este domingo una condecoración del Vaticano por su incansable lucha a favor de los Derechos Humanos durante la dictadura de Alfredo Stroessner y en la democracia. El emotivo acto se realizó durante la misa en la Catedral Metropolitana.

El papa Francisco otorgó la condecoración “San Gregorio Magno” al profesor Luis Alfonso Resck. El reconocimiento fue entregado por el nuncio apostólico, Eliseo Ariotti, durante la misa de este domingo en la Catedral Metropolitana.
El certificado enviado por la Santa Sede. Foto: ÚH

El obispo Edmundo Valenzuela explicó que la Arquidiócesis de Asunción, por medio de la Nunciatura, envió una carta al sumo pontífice para solicitar la condecoración del incansable luchador por los Derechos Humanos y por promover la doctrina de la Iglesia Católica.

Luis Alfonso Resck participó de la acción católica durante mucho tiempo. Él fue líder estudiantil y fundador de la democracia cristiana. Fue presidente de la Democracia Cristiana y de los derechos humanos.

La condecoración “San Gregorio Magno” fue entregada con el título de “comendador” y puede llevarla sobre el pecho en los actos oficiales.

Tras recibir la condecoración, Luis Alfonso Resck (91), dio unas emotivas palabras agradeciendo en varias ocasiones el reconocimiento a su lucha de varias décadas.

“Constituye para mí un honor recibir a través del nuncio apostólico y del Santo Padre, el papa Francisco, esta condecoración. Se lo dedico a mi eterna compañera de 65 años de casados y a mi familia”, expresó con una voz quebradiza.

Dijo que ese “preciado galardón” se llega en lo más profundo de su corazón y ratificó su compromiso de seguir en la lucha de impulsar los valores de los Derechos Humanos.

“Vengo luchando desde el año 1940 hasta ahora. Mis casi 92 años de edad los he dedicado al Ñandejara porque vi en él no solo con la lectura sino con el testimonio que vale más que la lectura, testimonio que deja su luminosa estela para iluminar nuestra inteligencia y para impulsar la voluntad hacia el bien”, afirmó ante el aplauso de los familiares, amigos, religiosos y políticos presentes.

Recordó que los Derechos Humanos son derechos y obligaciones hacia el bien común, para dar tranquilidad en el presente y garantizar el futuro.

“La paz es fruto de la justicia social y de la libertad. Luchemos por la paz pero luchemos por los derechos humanos, sin los cuales no hay progreso, no hay desarrollo y no hay paz. Ese fue mi compromiso y les puedo asegurar que hasta mis últimos suspiros seguiré con la lucha”, afirmó.

Resck combatió contra la dictadura y fue exiliado por reclamar la libertad. Tiempo atrás dijo que no es suficiente esa conquista, porque tenemos una democracia que viola los derechos sociales y económicos de la mayoría de la población.