Sucre

Universidad acepta dialogar con la mediación de la Iglesia

LA GOBERNACIÓN AÚN NO HIZO CONOCER SU POSICIÓN. 

La protesta de San Francisco Xavier continúa en el frontis de la Gobernación. 

La Universidad San Francisco Xavier acepta el diálogo con la participación de un mediador, que podría ser la Iglesia, pero no está de acuerdo en que sea el Comité Cívico de Intereses de Chuquisaca. Mientras, la Gobernación no salió a expresar su posición como lo estaba haciendo en los últimos días de conflicto y la vigilia de la Casa de Estudios Superiores en inmediaciones del Palacio Departamental continúa y es apoyada por una huelga de hambre de dos universitarios. Monseñor Percy Galván dijo que la Iglesia Católica está dispuesta a mediar en el conflicto.

En ese marco, la Asamblea Legislativa Departamental y el Comité Cívico se manifestaron porque el lío que enfrenta a la Universidad con la Gobernación de Chuquisaca, por el desembolso del 10% de la regalías petrolíferas a favor del Proyecto Sucre Ciudad Universitaria (PSCU), se arregle por la vía del diálogo. Pero eso no es todo, ambas entidades coincidieron en señalar que una vez se supere el conflicto entre la Universidad y la Gobernación, inmediatamente se debe discutir la distribución de las regalías hidrocarburíferas que recibe Chuquisaca; además, se dijo que este “es el momento” para hablar de una reingeniería del PSCU.

El rector de la Universidad San Francisco Xavier, Wálter Arízaga, manifestó su pleno acuerdo con ambos planteamientos en su visita que realizó a la Asamblea Legislativa Departamental, para informar sobre los alcances del PSCU.

En ese ambiente, Arízaga explicó que el PSCU nace con la concepción de que la “Universidad es la ciudad y la ciudad es la Universidad”; por la tanto, la presencia de San Francisco Xavier debe estar en diferentes sectores de Sucre, para convertirse en un generador de economía. Puso como ejemplo, los casos de las facultades de Medicina y Odontología, la Facultad de Derecho en el barrio Petrolero y la Facultad de Tecnología en inmediaciones del Mercado Negro, lugares donde la actividad económica se activó gracias a la presencia de estudiantes.

Asimismo, lamentó que desde la Gobernación se esté desprestigiando a la Universidad con acusaciones de malos manejos e irregularidades y que no se haya presentado ninguna documentación de esos extremos.

Dijo que uno de los programas más cuestionados es el crédito de capacitación para docentes. Explicó que ese programa es un fondo que fue creado en 1990 y que está respaldado a través de un convenio interinstitucional, cuyos aportantes son el PSCU con $us 15.000, la Universidad con $us 24.500 y los docentes mediante un único descuento de sus salarios con $us 40.000. Manifestó que se pagan intereses y que ahora su capital es de $us 188.000, luego de haber iniciado operaciones con $us 80.000. El programa es manejado por el Seguro Universitario.

OTRAS VOCES

El primero en salir a los medios de comunicación para expresar su criterio por el conflicto fue el presidente del Comité Cívico, Milton Barón, quien dijo que el lío entre Universidad y Gobernación podría salirse de control y que podría llevar al “enfrentamiento de padres e hijos”. Por eso hizo un llamado al diálogo y se ofreció como mediador si las dos entidades están de acuerdo.

Esa posibilidad fue descartada por el ejecutivo de la Federación Universitaria Local, Cristian Copa, quien dijo que Barón está “ligado al oficialismo”.

En la Asamblea Departamental, el asambleísta Cristian Sanabria, planteó que los proyectos previstos para realizarse este año con el PSCU se ejecuten y que inmediatamente se ingrese en un amplio debate sobre la reorientación del mismo.

El presidente de la Asamblea, Pedro Vela, sugirió que se haga un reajuste a la Ley 551, pero también pidió “diálogo sincero” con la mediación de alguien, aunque, admitió, no hay quién podría convocar y quién podría ser el mediador. “Eso hay que verlo”, añadió.

En la Asamblea

El Rector de la Universidad San Francisco Xavier fue hasta la Asamblea Departamental para explicar los alcances del PSCU y esclarecer las dudas que plantearon los asambleístas.

Estudiantes, docentes y administrativos mantienen vigilia en la Gobernación

Se cumplió el segundo día de vigilia de estudiantes, docentes y administrativos universitarios en el frontis de la Gobernación de Chuquisaca, algo que volverá a repetirse hoy, miércoles, con el propósito de lograr que el gobernador Esteban Urquizu desembolse el 10% de las regalías petrolíferas que recibe el Departamento a favor de la Proyecto Sucre Ciudad Universitaria.

Ayer, martes, los protagonistas fueron las Facultades de Odontología y Humanidades, que durante todo el día mantuvieron la medida de presión sin afectar el ingreso y salida de autoridades, funcionarios y público en general.

La mayor parte de la gente se apostó en la puerta principal de la Gobernación lo que impidió la circulación de motorizados en dirección a la Catedral, pero la ruta que va hacia la calle Argentina estaba expedita y la circulación vehicular era normal.

Lo que no se escuchó fue la entonación de estribillos contra el gobernador Esteban Urquizu y el detonar de petardos, como sucedió el pasado lunes.

Ayer, el rector de la Universidad San Francisco Xavier, Wálter Arízaga, aclaró que la protesta del lunes fue una vigilia y no un bloqueo y que en determinado momento se corrigió aquello pidiéndole, por ejemplo, a la Policía que deje circular motorizados por la plaza 25 de Mayo, cuando estaba impidiendo tal situación en las esquinas.

Piden discutir la distribución de las regalías

La distribución de las regalías es un asunto que se debe discutir entre la Asamblea, Gobernación, municipios y la Universidad San Francisco Xavier, además de otras instituciones, en el marco del Estatuto Autonómico.

Esa es una posición coincidente de varias entidades a la cual se sumó la Universidad, para determinar qué porcentajes les corresponderá a las instituciones solicitantes.

Las sugerencias son que las discusiones sean participativas y las regalías se engloben en el marco de un Plan.