La Paz

Una Universidad que no es inclusiva, no es Universidad. Actividad de la Pastoral Universitaria

Universidad tiene la misma etimología que universo y universal, en esa lógica no se puede concebir una Universidad que no sea inclusiva, afirmó el Director del Servicio de Capacitación en Radio y Televisión para el desarrollo SECRAD durante el Conversatorio Sueños de País “Educación inclusiva, en tiempos de cambio” promovido por el Centro de Promoción del Laicado Ricardo Bacherer”.

El mencionado evento, se desarrolló en ambientes de la Pastoral Universitaria Arquidiocesana y contó con la participación de dos importantes Casas Superiores de Estudio en la ciudad de La Paz; la Universidad Mayor de San Andrés a través de la Unidad de Apoyo a la inclusión, Tawa K’iklluq Wasi de la Carrera Ciencias de la Educación de la UMSA y el Programa de Comunicación y Discapacidad del SECRAD correspondiente a la Universidad Católica San Pablo.

Promoviendo el derecho a la comunicación de las personas con discapacidad el SECRAD, a partir del Programa Comunicación y Discapacidad, desarrolla capacitaciones permanentes a diferentes carreras sobre discapacidad e inclusión universitaria, además de brindar orientación y apoyo a docentes sobre mecanismos y estrategias de atención pedagógica a estudiantes en situación de discapacidad y elaborar productos audiovisuales en lengua de señas boliviana, audio descripción subtitulado y diseño accesible, informó la Coordinadora del Programa Comunicación y Discapacidad, Roxana Roca.

Por otra parte, la Coordinadora de la Unidad de Apoyo a la inclusión Tawa K’iklluq Wasi, en la Carrera Ciencias de la Educación, Ketty Arce Loredo, dio a conocer que, con el objetivo de promover la permanencia y conclusión de estudios de los universitarios con discapacidad, la UMSA a través del trabajo que realiza la unidad a su cargo, se proporciona un soporte pedagógico, psicológico y social. Ya son 17 Carreras de la UMSA las beneficiadas con capacitación y formación en Educación Inclusiva sostuvo Arce.

Sergio Rodriguez, se presentó en lengua de señas y después tomo la palabra para exhortarnos a seguir luchando contra la discriminación, porque inclusión es vernos como iguales, afirmó.

La sociedad todavía fija su mirada en la discapacidad y no en la persona.

Estamos viviendo un proceso inclusivo que todavía necesita que el sistema universitario tome en cuenta las condiciones necesarias para la formación de estudiantes con discapacidad respecto a infraestructura, y formación de administrativos y sobre todo docentes especializados en la temática de educación inclusiva, fue la reflexión manifestada por Sergio, egresado de la Carrera de Ciencias de la Comunicación Social de la UMSA y que tiene como discapacidad la hipoacusia.

“En efecto, en Dios descubrimos la dignidad de la persona humana, de cada una de las personas humanas. El grado de salud física o mental no añade ni quita nada a la dignidad de la persona; más aún, el sufrimiento puede darle derechos especiales en nuestra relación con ella” (Juan Pablo II, Año Internacional de los Minusválidos, 1981).