Destacadas

Todo listo para el Campobosco del Bicentenario

El día viernes 2 de octubre, desde tempranas horas, llegan al departamento de Cochabamba 2.000 jóvenes de diferentes partes de Bolivia para participar del denominado “Campobosco Bicentenario 2015” que tendrá lugar en el centro de eventos Don Bosco – Fátima.

La comisión organizadora, compuesta por representantes de comunidades de la familia salesiana y a la cabeza de “Pastoral Juvenil Salesiana – Bolivia” han planteado para este evento el siguiente objetivo: “Acompañar a los jóvenes en el encuentro personal con Cristo en la Iglesia, promoviendo en nuestras obras una cultura vocacional en la que descubran la belleza del seguimiento del Señor y la alegría del servicio a los demás”.

El Campobosco es la fiesta del Movimiento Juvenil Salesiano (MJS), es el momento de encuentro y formación más importante para los jóvenes, animadores, educadores, religiosos y religiosas de la Familia Salesiana (FS) en Bolivia. Normalmente este encuentro es organizado pasado un año.

Al recordar este año, el Bicentenario del nacimiento de Don Bosco, están previendo un sinnúmero de detalles para lo cual dispusieron algunas comisiones como ser: Alimentación, equipos técnicos, comunicación, litúrgica, ambientación, enfermería, animación, formación y otras más.

Para este año hay novedades importantes que resaltan en la organización como ser la noche del día 3 de octubre en la cual los y las asistentes disfrutarán de la visita musical del artista español Nico Montero. Pero también estará presente el cantautor de la canción oficial del Papa Francisco en Bolivia, Carlos Soria (Beto). Ambos compartirán escenario en algunas canciones lo cual brindará un espectáculo único en lo que significa el paso de Nico por Bolivia.

El domingo 4, en horas de la tarde, realizarán una romería desde la plazuela Cobija hasta la Catedral metropolitana de la Arquidiócesis de Cochabamba. Allí participarán de una eucaristía de envío presidida por Mons. Tito Solari. Luego de la misma armarán una gran fiesta que les permita expresar la alegría de los días vividos y de la misión que les toca al retornar a sus lugares de origen.

Esta actividad lleva organizándose con varios meses de anterioridad y la expectativa es grande a pocas horas de iniciar el mismo.