Sucre

SUCRE SE APRESTA A FESTEJAR LA FIESTA DE CORPUS CHRISTI

Las tradiciones renacen otra vez
 
El pueblo sucrense se apresta a celebrar Corpus Christi y, como es costumbre, los mercados se verán inundados de gente para adquirir frutas de temporada, además de degustar el tradicional plato de esta fiesta: conejo estirado.

Dentro de las tradiciones enraizadas en Sucre por la fiesta de Corpus Christi, en diferentes zonas y en especial en los restaurantes, se preparará el tradicional conejo estirado para el deguste de los comensales.

Este plato es una costumbre ibérica que se ha amoldado a los ingredientes chuquisaqueños; en el pasado, el plato era preparado con conejo de castilla; ahora es reemplazado por el cuy. Así lo afirmó el tradicionista sucrense Luis Ríos Quiroga.

Según la receta, el cuy pelado es puesto en salmuera una noche antes para que al otro día se lo haga cocer y luego se lo rebosa con pan duro y huevo para después fritarlo. Las guarniciones que acompañan a este delicioso plato son las papas rellenas, fideo tallarín y chuño phuti (rebosado con maní), acompañado de ají.

BEBIDAS

La bebida tradicional de este fiesta es la chicha de maní, que es preparada en grandes ollas y adornada con Corpus Tik’a (flor de Corpus); se acostumbra servir en un vaso de ajipa, que se construye de este tubérculo; además, se sirve cóctel de fruta en vasos de caña. Estos productos se podrán degustar en la feria del Conejo Estirado en la zona del Guereo, mañana, jueves.

POSTRES

Los postres de la fiesta son naranja, mandarina, achira, maní, chirimoya, plátano, papaya, caña de azúcar, entre otros.

LLAMADO A LA EUCARISTÍA

Este año, la eucaristía de Corpus Christi, este jueves 23 de junio, se desarrollará en la plaza 25 Mayo y no en el Estadio Patria, como ocurrió en los últimos años. El arzobispo de Sucre, monseñor Jesús Pérez, convocó a la población católica a celebrar este acontecimiento de la fiesta del Cuerpo y Sangre de Cristo saliendo de sus casas y de los templos para dar testimonio de fe.

Agradeció el ánimo del pueblo católico que el pasado domingo 19 de junio, le exteriorizó sus felicitaciones por sus 75 años de vida, celebrados en presencia del cardenal Julio Terrazas, el secretario de la Nunciatura Apostólica en Bolivia, monseñor Simón Bolívar, y otros obispos y sacerdotes que concelebraron en la Catedral.

El Cardenal destacó el aporte del Arzobispo a la Conferencia Episcopal Boliviana como vicepresidente y pidió a la población de Sucre “no rezar porque cumpla otros 75 años, sino para que siga siendo un instrumento de Dios”.

“Hace 75 años vine al mundo, gracias por la oportunidad de hacer algo” exclamó monseñor Pérez en la misa concelebrada, al agradecer también la vida, cuando millones de seres vivientes no pueden conocer este mundo por el aborto.

Invitó a todas las personas a gozar de las maravillas de la creación y disfrutar de la vida dando testimonio de la grandeza de Dios.