Internacional

SER E IMITAR A MARÍA, PARA SERVIR AL HERMANO NECESITADO

El arzobispo de Mercedes-Luján, monseñor Agustín Radrizzani SDB, invitó a prepararse para las fiestas patronales en honor de la Virgen de las Mercedes, del próximo 24 de septiembre, y, tras recordar que “Jesús encontró la forma de quedarse entre nosotros y es la Eucaristía”, preguntó: “¿Cómo no nos dejó una presencia especial de María que tanto nos ama?”

“Este mundo alejado de Dios es indiferente. Debería encontrar una presencia de María en cada uno de nosotros. María es la mamá, la que cobija, la que comprende, la que acompaña, la que camina con nosotros. ¿No es esto lo que el mundo de hoy necesita? Y así, nosotros por nuestra actitud, por nuestro servicio, por nuestro amor, encarnaremos la presencia de María para consuelo y fortaleza del mundo”, subrayó.

El prelado abogó para que cada cristiano sea e imite a María, para “dar cobijo a nuestros hermanos con nuestro silencio, con nuestra capacidad de escucha, con nuestra comprensión”.

“El creyente, el seguidor de Jesús se asemeja a Madre de Dios, entonces nuestros hermanos encontrarán la luz en medio de las tinieblas y el Señor nos concederá la gracia de mostrar a Jesús y acercar a la vida de fe a tantos hermanos que viven en la soledad y en la angustia”, aseguró.

Monseñor Radrizzani concluyó sosteniendo que “ésta es la mejor prueba de que amamos a María, Nuestra Señora de las Mercedes, y de tal manera nos identificamos con Ella que Jesús se manifestará en nosotros a todos los que se nos acerquen y así estarán preparados para recibir el don y la alegría de creer”.+