Santa Cruz

Santa Rosa de Sara conmemora su fiesta en honor a su patrona

Santa Rosa de Sara, con los primeros rayos del sol, empezó a las 06:00 de hoy, la celebración por los 253 años de su fiesta patronal. La jornada festiva comenzó con un el saludo a la aurora de la que fueron parte mujeres del pueblo luciendo vestimentas típicas bailaron la tirana, se escuchó el tradicional cuerno y el marco musical lo puso el son de una tamborita, aunque también se tuvieron mariachis, lo que dio paso a una misa en la plaza principal del pueblo, ubicado a 120 kilómetros de la capital cruceña.

Ya en horas de la tarde los devotos de la virgen acompañaron la imagen de su patrona en una procesión por las calles hasta llegar al barrio 24 de Septiembre, el primero de la lista que será escenario de la tradicional la novena a la milagrosa Santa Rosa y que se viste de gala para recibir a la imagen sagrada.

Este año, muchos factores hacen diferente la celebración religiosa en honor a la virgen, uno de ellos fue el tratar que todas las actividades programadas no violenten las normas de bioseguridad que rigen por la presencia de la pandemia provocada por el coronavirus Covid-19, pero ni el uso de los barbijos, el distanciamiento social ni el frío, impidieron que los santarroseños hagan gala de su fe y devoción a su patrona.

Como es costumbre, la festividad en honor a la virgen de Santa Rosa, es una ocasión propicia para que los vivientes de este municipio de la provincia Sara, saquen a relucir sus tradiciones y costumbres, una muestra fue el recorrido de la imagen de la patrona en un carretón jalado por bueyes, los ritmos propios de la música que identifica a este pueblo misional y las vestiduras de los más longevos del pueblo.

La novena proseguirá hasta el 29 de agosto, día de la víspera de la fiesta y antesala de la gran jornada de devoción que une a las familias santarroeseñas en un solo pedido, el de cuidar la salud del pueblo y conservar la paz entre sus habitantes

Santa Rosa es la segunda sección municipal de la provincia Sara, fue creada mediante ley el 8 de abril de 1926. La población fue fundada por el misionero jesuita Gabriel Díaz, junto a Esteban Arroyo e indígenas de la nación chiriguana, tres años antes de la expulsión de los misioneros de la Compañía de Jesús, en tierras que eran parte de una las estancias ganaderas de la misión de los Santos Desposorios de Buena Vista. Ambas misiones dependían de Moxos.

Su iglesia fue construida en el siglo XIX siguiendo los lineamientos del estilo jesuítico. Este templo, que es considerado una de las joyas patrimoniales que permanecen vivas, fue declarado Patrimonio Histórico Departamental en 2003.

Fuente: Diario Zona Norte