Internacional

San Francisco de Sales acuérdate de nosotros periodistas

Sí. Acuérdate de nosotros, aunque muchos de nosotros no queramos saber nada de ti. Tú eres nuestro patrón y este próximo martes vamos a celebrar tu festividad. Ayúdanos en estos momentos difíciles donde impera más el negocio que la profesionalidad y donde muchos vuelven la mirada, hasta el intrusismo profesional, que está provocando, entre otros factores, que miles de compañeros estén en el paro. Permitemé, querido Patrón, que recuerde las palabras del Beato Juan Pablo II, que en el año 2000, durante el jubileo de los periodistas nos dijo: «No se puede escribir o transmitir sólo en función de los índices de audiencia. No se puede siquiera apelar de modo indiscriminado al derecho de información sin tener en cuenta otros derechos de la persona».

Estas palabras del Beato deberían estar grabadas a fuego en el despacho de algunos directivos de medios de comunicación de nuestro país y que todos los días se reflejaran en sus ojos, que solo ven el beneficio económico.

Hoy nuestra profesión está sufriendo, como sufrió en vida el Beato Manuel Lozano Garrido “LOLO”, el primer periodista  que ha subido a los altares que ya escribió en su día: “Bajo cada periódico se esconde un alfarero. Somos pan que se amasa en manos del que escribe. Con las teclas de la máquina se puede hacer un santo, un héroe, un genio o unos seres humildes; alegrar en un llanto o armar una esperanza, hacer que no se odie y también que se ame, remediar una lacra y crear más hermanos. El periodista es como una antorcha en alto. También como un aljibe, de fango o de agua viva.”

LOLO, nuestro beato sufrió en vida y de su dolor vivido en silencio y de su pluma nació el Decálogo del Periodista y la Oración para los periodistas, dos piezas maestras que nos sirven para reflexionar en estos momentos tan complicados. Esta “Crónica Religiosa” llega a través de un medio digital. Benedicto XVI en el último Mensaje para la jornada de las Comunicaciones sociales del pasado 5 junio , fijaba su atención en la comunicación de hoy, en los alcances del internet, en la era digital de la comunicación:” Comunicar el Evangelio a través de los nuevos medios significa, no sólo poner contenidos abiertamente religiosos en las plataformas de los diversos medios, sino también dar testimonio coherente en el propio perfil digital y en el modo de comunicar preferencias, opciones y juicios que sean profundamente concordes con el Evangelio, incluso cuando no se hable explícitamente de él”.

San Francisco de Sales acuerdaté de nosotros. Gracias.

 

(Elimparcial.es – Rafael Ortega)