Destacadas

LA POBLACIÓN SALIÓ A LAS CALLES EN APOYO A LAS RELIGIOSAS

El miércoles habrá una reunión para revisar el convenio Iglesia – Gobierno

Diferentes sectores de la población protagonizaron una marcha pacífica de “pañuelos blancos” en apoyo a la Congregación de las Siervas de María que trabajan en el Hospital Santa Bárbara, pidiendo al Gobernador que las deje “tranquilas” desempeñando las funciones que saben hacer: trabajar con vocación de servicio por los enfermos. Anunciaron para hoy otra marcha.

La marcha partió alrededor de las 9:00, de la plazuela Libertad; participaron funcionarios de salud, médicos, personas que trabajan en instituciones de la Iglesia Católica y ciudadanos que algún momento estuvieron internados en el nosocomio Santa Bárbara, donde experimentaron en carne propia la calidad humana que tienen las religiosas.

La marcha llegó hasta la plaza 25 de Mayo, donde se apostaron frente a la Gobernación; allí varias personas tomaron la palabra haciendo público su agradecimiento a las religiosas; asimismo, pidieron conversar con el Gobernador para que escuche al pueblo, pero su petición fue vana.

Una funcionaria de salud comentó que en todos estos años, varias religiosas no tuvieron la posibilidad de retornar a su patria para recibir el último adiós de algún familiar.

Otra mujer manifestó: “Queremos decirles a las autoridades que los mejores hospitales en el mundo están en manos de la Iglesia y de religiosos, esta es una prueba de que su trabajo es invalorable. No es por otra cosa que el nuevo Hospital del Niño lleva el nombre de Sor Teresa Huarte, gestora de su progreso. En el hospital Santa Bárbara lo mismo, gracias a las gestiones de una sierva se construyó el pabellón de Emergencias. Por eso decimos que el día que las Siervas de María dejen Sucre, esta ciudad se muere con sus enfermos en las calles”.
En el Santa Bárbara la Jefa de Personal de la congregación Siervas de María fue removida de su cargo por haber autorizado el viaje al extranjero de un médico, sin comunicar a las instancias superiores. Pese a la falta cometida, no correspondía la remoción de cargo sino una llamada de atención, según las hermanas de la congregación.

Extraoficialmente, se conoció que la reunión que debía llevarse a cabo hoy, a las 15:00, entre representantes de la Gobernación, del Ministerio de Salud, del Servicio Departamental de Salud Chuquisaca (SEDES) y de la Iglesia Católica, para renovar el convenio que permite a las Siervas de María administrar algunos centros de salud en Sucre, se postergó para mañana, miércoles, a las 11:00, con la presencia del Viceministro de Salud.