Santa Cruz

Sacerdote salesiano recibe la Cruz Potensada de Santa Cruz por sus 45 años de servicio

Este viernes 23 de septiembre la Asamblea Legislativa Departamental de Santa Cruz ha entregado al Padre Mario Pani, de la Congregación Salesiana de Bolivia, la Orden Dr. Andrés Ibáñez en el grado de Cruz Potenzada por su trayectoria ejemplar y su servicio pastoral durante 45 años en nuestro departamento.

“Los méritos no son de una persona, si sino de toda una comunidad a la que represento y en nombre de la cual quiero agradecer esa distinción” comenzó diciendo el Padre Pani durante sus palabras a los presentes en el acto.

El sacerdote salesiano, que llegó a Santa Cruz el año 1971, habló de los pilares del método salesiano en educación, entre los cuales está el amor. En ese sentido pidió que vivamos este amor hecho caridad “sobre todo en este tiempo en que el Papa Francisco quiere difundir el concepto de un amor que se hace misericordia con los hermanos que sufren” señaló. El sacerdote afirmó que para vivir plenamente este año de la Misericordia “nosotros también debemos perdonarnos unos a otros, se los pido” exhortó.

El sacerdote Italiano confesó que siendo aún seminarista le preguntaron dónde quería ser destinado cuando sea ordenado sacerdote, él dijo que su deseo era ir a Japón, por aquel entonces este país estaba destruido por la guerra y él deseaba contribuir con “la resurrección de Japón”.

Dos años después le llegó una carta anunciándole que estaba destinado a la provincia salesiana Perú y Bolivia. Llegó primero a La Paz y “Ya no pude salir más, le doy gracia a Dios por haberme enviado a Bolivia” afirmó emocionado.

Actualmente el Padre Pani es Vicario de la parroquia San José de la Floresta, en el extremo norte de la Arquidiócesis de Santa Cruz.

 

Realizó un aporte fundamental para la creación de centros de salud, templo, comedor infantil, proyectos educativos y de comunicación. Encabezó la fundación de unidades educativas y de un Club de Madres. Son 45 años de trabajo servicial.