Oruro

“Resurrección de Cristo invita a cambiar el modo de vivir” Mons. Bialasik

Masiva participación de la población en conmemoración de la resurrección de Jesús La resurrección de Cristo y su promesa de la resurrección de cada uno de los humanos, invitan a cambiar el modo de ser, de pensar, de actuar y de vivir, manifestó el Obispo de la Diócesis de Oruro, monseñor Cristóbal Bialasik.

Mons. Cristobal Bialasik

Ayer se celebró la resurrección de Jesucristo, luego de haber vivido su pasión y muerte, días en los que una buena parte de la población orureña se volcó a los templos y a conmemorar estos hechos a través de costumbres y tradiciones.

Monseñor celebró la primera misa a las 05:00 horas de ayer, con el repique de campanas y la detonación de petardos, que anunciaron el momento en el que resucita Jesús, y más tarde, todos los templos rememoraron este hecho, también.

Los templos se llenaron con las personas que fueron a conmemorar la resurrección de Jesús y celebrar el Domingo de Pascua, cantando el Aleluya y Gloria a Dios.

Monseñor, celebró también la misa de las 11:00 horas en la Catedral y a las 18:00 horas en el Santuario de la Virgen del Socavón. Las misas estuvieron muy concurridas.

Catedral Oruro

Catedral de Oruro

Santuario del SocavónSantuario del Socavón

“La resurrección de Jesucristo es el misterio más importante de nuestra fe cristiana, en ella está el centro de nuestra fe y de nuestra salvación. Por eso la celebración de la fiesta de la resurrección es la más grande del año litúrgico, pues si Cristo no hubiera resucitado, vana sería nuestra fe, y también nuestra esperanza”, expresó Bialasik.

Asimismo señaló que la vida de Jesucristo muestra el camino que deben recorrer todos para alcanzar la promesa de resurrección.

“Su vida fue de una total identificación de nuestra voluntad con la voluntad de Dios durante esta vida. Y así tiene que ser nuestra vida. Sólo así podremos dar el paso a la otra vida, al cielo que Dios Padre nos tiene preparado desde toda la eternidad, donde estaremos en cuerpo y alma gloriosos, como está Jesucristo y como está su madre, la santísima Virgen María”, refirió monseñor.